En fuentes públicas. Ahí es donde beben los caballos de la Policía Local de Granada, que recurre a las pilas de agua potable de la ciudad para que los equinos calmen su sed.

El Partido Andalucista reclama al Ayuntamiento un abrevadero para los caballos de los agentes que patrullan por las calles del centro. A juicio de la formación, el hecho de que los equinos beban en las mismas fuentes que las personas es "poco higiénico".

Esta actitud queda reflejada en la imagen, donde un caballo del Cuerpo Local sacia su necesidad de agua en el Pilar del Toro, una famosa fuente situada frente a Plaza Nueva y que data del siglo XVI.

Se da la circunstancia, además, de que este pilar de agua potable es utilizado a diario por decenas de residentes y turistas que visitan la capital granadina. Por ello, el PA exige al Consistorio aguaderos específicos para los caballos a fin de no poner en peligro la salud pública de las personas.