En la primera vista del juicio, el acusado ya reconoció que dio muerte a la mujer y que lo hizo tras haber consumido una importante cantidad de alcohol, antes de llegar a la vivienda y una vez en la misma en compañía de la víctima. Su defensa ha atribuido los hechos a "un impulso irrefrenable" tras sentirse "acorralado" por la situación económica.

El acusado, que únicamente ha respondido a las preguntas de su abogada, María López-Castro, manifestó el pasado jueves que la relación que mantenía con la fallecida era "una relación de pareja de dos personas que estaban enamoradas, una relación fluida, en la que si había alguna discusión por temas económicos pero sin altercados".

Así mismo dijo que "la engañaba" respecto a su situación económica y ha descrito a la víctima como una mujer con una "personalidad fuerte y una persona muy ansiosa". Añadió que de "manera habitual consumían juntos alcohol".

El acusado, de 52 años, se enfrenta a un delito de asesinato por lo que se pide para él 25 años de prisión y 10 más de libertad vigilada. La vista oral que arrancó este jueves en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial se celebra ante un Tribunal con Jurado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.