Las hijas de Barack y Michelle Obama
Malia y Sasha, hijas del presidente de EE UU, Barack Obama, a su llegada a la base de Torrejón de Ardoz (Madrid). EFE

Las hermanas mellizas hijas del expresidente George W. Bush, Barbara y Jenna, han enviado a través de la revista Time una carta de apoyo a las hijas del mandatario saliente de Estados Unidos, Barack Obama, con consejos sobre cómo afrontar la salida de la Casa Blanca. La misiva ha emocionado a los estadounidenses por conmovedora y porque está escrita entre la descendencia de dos rivales políticos, un republicano y un demócrata.

"Malia y Sasha, hace ocho años en un frío día de noviembre, os saludamos en los escalones de la Casa Blanca. Vimos tanto la luz como cautela en vuestros ojos mientras contemplabais vuestro nuevo hogar.Dejamos nuestros trabajos en Baltimore y Nueva York temprano y viajamos a Washington para mostraros el Dormitorio Lincoln y las habitaciones que antes eran nuestras así como para presentaros a toda la gente -floristas, jardineros y mayordomos- que se dedican a hacer de esta casa histórica un hogar. Las cuatro vagamos por los pasillos majestuosos de la casa. Y os deslizasteis por el barandal del solarium, como lo habíamos hecho nosotras cuando teníamos 8 años (...) vuestra alegría y risa eran contagiosas", comienzan diciendo las hermanas Bush.

"En estos ocho años, ustedes ha hecho mucho y visto tanto. Habéis estado a las puertas de la celda de Robben Island, donde Nelson Mandela, de Sudáfrica, estuvo encarcelado durante décadas. Viajastéis a Liberia y Marruecos con vuestra madre para hablar sobre la importancia de la educación de las niñas. Asististeis a cenas de Estado, con líderes internacionales (...) todo mientras ibais a la escuela y hacías nuevos amigos. Os hemos visto crecer de niñas a impresionantes mujeres jóvenes".

"Ahora estáis a punto de uniros a otro club único, el de los 'Primeros Niños', posición que no buscastéis y sin directrices", continúan para después recordarles que ellas deben escribir la historia de sus vidas "más allá de la sombra de sus famosos padres", aunque siempre llevarán consigo las experiencias de los últimos ocho años.

Las mellizas les piden que disfruten de la etapa universitaria que comenzarán, sin tener "el peso del mundo sobre tus hombros jóvenes". Les proponen que "exploren sus pasiones", que aprendan quiénes son y que se permitan "cometer errores". También les proponen que se rodeen siempre de "amigos leales que te conocen, te adoran y te protegerán ferozmente. Los que te juzgan no te aman, y sus voces no deben tener peso", les recomiendan.