Salah Abdeslam
Salah Abdeslam. ARCHIVO

Salah Abdeslam, el único presunto yihadista en prisión que participó en los atentados de París del 13 de noviembre de 2015, muestra su religiosidad en una carta a una mujer que le ha escrito a la cárcel. En ella el condenado afirma que no tiene vergüenza de lo que es.

La misiva, de la que hoy "Libération" publica una parte de su contenido, fue incorporada a la instrucción judicial el pasado 11 de octubre después de que los responsables de la prisión de Fleury Mérogis en la que está internado la leyeran, como lo hacen sistemáticamente con todos los mensajes que envía al exterior.

Abdeslam, que ha mantenido un silencio total ante el juez instructor desde su llegada a Francia el 27 de abril tras ser arrestado el mes anterior en Bruselas, contesta en ella a una mujer que le había enviado varias cartas y parece dar cuenta de su estado de ánimo.

"En primer lugar, no tengo miedo de que salga algo de mí porque no tengo vergüenza de lo que soy y, además, qué se podría decir peor de lo que ya se dice", señala el presunto terrorista de 26 años, que comete algunas faltas de ortografía.

No tengo vergüenza de lo que soyConsidera "sincera" a su interlocutora -de la que "Libération" dice no conocer su identidad- y por eso le pregunta por sus intenciones. "Es para asegurarme de que no me quieres como si fuera 'una estrella o un ídolo', porque recibo correos de ese tipo que no me parecen bien porque el único que merece que adoración es Alá, señor del universo". En esa línea de las alusiones religiosas, afirma que él es "musulmán y está "sometido a Alá".

También pregunta a la mujer si ella es igualmente "sumisa" y, en caso de que no, le pide que se arrepienta y se someta a Alá: "No escuches a la gente, sino las palabras de tu señor. Él te guiará".

El diario, que cita como fuente a "un buen conocedor", indica que en su celda recibe numerosos correos de católicos que lo interrogan sobre su fe religiosa, pero también de mujeres que le declaran su amor y quieren tener un hijo con él, así como abogados que se proponen para defenderlo.

Abdeslam es considerado uno de los responsables de la logística de la cadena de atentados en París que en la noche del 13 de noviembre de 2015 causaron la muerte de 130 personas y varios cientos de heridos.