Moseñor José Sánchez
Monseñor José Sánchez: "Que los quite otro". ARCHIVO

El obispo de Sigüenza-Guadalajara, José Sánchez, se refirió hoy a la Ley de la Memoria Histórica y dijo que mientras ésta no les obligue, él no va a quitar los símbolos franquistas que hay en algunas iglesias de la provincia, porque como "yo no los puse, yo no los quito", dijo.

En una rueda de prensa para presentar el Día de las Misiones, el obispo matizó que no hay ninguna ley todavía que les obligue a quitar placas ni añadir o retirar nombres, y "prefiero no remover esas aguas porque sé lo que se puede armar en cada pueblo si alguien, violentamente, atenta contra unos nombres cuyos hijos o nietos viven todavía".

Deplora las amenazas

El obispo precisó que la Iglesia no puso esas placas sino que fue "por imperativo legal" e insistió en que "quien las puso, que las quite, si quiere y se atreve. Yo no voy a mover nada".

Dijo que si la ley llegara a obligar a retirar los símbolos franquistas de las iglesias, cada obispo se tendría que plantear lo que hace en su diócesis, y añadió que para ello tendrán que calcular las ventajas y los riesgos y tener en consideración muchos factores.

Quien las puso, que las quite, si quiere y se atreve. Yo no voy a mover nada

Sánchez afirmó también que le ha molestado muchísimo la "amenaza que ha aparecido por ahí de que aquel que no cumpla la ley será castigado sin subvenciones para obras en iglesias".

Preocupado, señaló que, "de entrada, eso no me gusta nada, y me dolería muchísimo que se obligase bajo el chantaje de privar de subvenciones". Aunque aclaró que no es partidario de la desobediencia civil, dijo que los obispos tienen "una responsabilidad sobre unos locales y el funcionamiento de los mismos, y tenemos que velar muchísimo por la paz social de nuestros pueblos".

Se han producido altercados

Según Sánchez, en algún pueblo de su diócesis ya se ha producido algún altercado y en uno de ellos apareció destruida una placa, aunque no quiso dar los nombres. A su juicio, lo que está pasando es que "están lanzando la pena antes que la ley, y hay una norma en Derecho que dice no hay delito sin ley ni hay pena sin delito".

Sánchez dijo que no le resulta agradable vivir en un país donde hay confrontación por todo y apuntó que todavía falta mucho para las elecciones como para que estas estén ya marcando la vida de un pueblo.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GUADALAJARA.