Derribo en la Cañada Real
Vecinos de la Cañada Real buscan entre los escombros. JORGE PARÍS

La jueza de lo Contencioso Administrativo que estudia si el Ayuntamiento de Madrid puede proseguir con el derribo de siete de las viviendas ubicadas en la Cañada Real Galiana, tras la suspensión cautelar promovida por los afectados la semana pasada, decidirá hoy si mantiene la paralización de los derribos durante el tiempo que dure el recurso contencioso para dirimir la situación.

La jueza me dijo que hoy  levantaría la suspensión cautelar, pero confío en que la mantenga

La abogada de las siete familias de rumanos que presentaron el recurso de suspensión cautelar, Eva Navarrete, explicó que están "confiados" en que la decisión de la jueza será favorable a sus defendidos ya que "durante la vista de hoy la jueza ha estudiado el expediente administrativo del Ayuntamiento", por lo que esperan se haya dado cuenta de las irregularidades del proceso.

"El lunes la jueza me dijo que hoy levantaría la suspensión cautelar, pero después de la vista de hoy yo estoy confiada en que nos la mantenga, aunque hasta que no esté por escrito y oficialmente mañana no podremos confirmar nada", argumentó la letrada, explicando que "la jueza consideró en un primer momento que no procedía la suspensión porque el Ayuntamiento tenía que proceder primero por la vía ejecutiva, pero después de ver el expediente debe de haberse dado cuenta de que el Ayuntamiento ha demolido casas de facto, sin previo aviso y sin la vía ejecutiva ni nada".

Para finales de 2008

De confirmar la jueza la suspensión, ésta se alargaría durante el tiempo que dure el recurso contencioso, que comenzará con el traslado del expediente administrativo y la formalización del recurso, para lo que Navarrete tendrá 20 días. "Además, si todo prospera se ocuparán de este caso abogados más especializados en temas urbanísticos", apostilló la abogada, previendo que "probablemente se señalaría la vista para finales de 2008 o incluso 2009".