Los príncipes de asturias llegaron ayer a la localidad pontevedresa de Vilagarcía de Arousa, donde recibieron una cálida acogida por parte de los vecinos de la ciudad. Don Felipe y Doña Letizia llegaron a las doce del mediodía, la hora prevista , al centro de atención integral Amencer, que lleva el nombre de la princesa y se dedica a la atención de jóvenes y niños con parálisis cerebral.

Don Felipe y Doña Letizia recorrieron a pie cien metros desde su vehículo hasta el centro Amencer y fueron saludando a los numerosos vecinos que les esperaban y que corearon sus nombres. La asociación Amencer fue constituida en 2004 y el pasado septiembre inauguró el nuevo centro de atención a jóvenes "Princesa Letizia".

Los príncipes recibieron regalos para sus niñas de los jóvenes discapacitados


Los príncipes de Asturias recibieron como regalo para sus hijas libretas y fundas de bolígrafos elaborados por los jóvenes discapacitados del centro de atención integral princesa Letizia.


Además, departieron durante el recorrido con los jóvenes que acuden a este centro y observaron los trabajos que éstos realizan en los distintos talleres.

Posteriormente, escucharon el discurso del presidente del centro, Carlos Godoy, quien agradeció la presencia de los príncipes en Vilagarcía de Arousa.

Godoy realizó un perfil de los niños que asisten a este colegio, abogó porque las personas con parálisis cerebral vivan con dignidad y explicó que esta enfermedad "no se sufre en silencio, ni se restringe únicamente a quien la padece".
Letizia con un discapacitado
El presidente del centro cedió la palabra a un joven discapacitado quien entregó a la princesa un libro escrito por él y pronunció un discurso en el que agradeció a doña Letizia haber cedido su nombre y haberse involucrado en el proyecto.

Finalizados los discursos los príncipes conversaron unos minutos con los familiares y padres de los jóvenes en una carpa instalada en el exterior del centro.

Tras la visita, don Felipe y doña Letizia se trasladaron a Vigo para presidir almuerzo conmemorativo del décimo aniversario del Club Financiero de Vigo.