Asistente tecnológico con holograma
Gatebox, todavía en fase de desarrollo, podría ser el primer asistente tecnológico que cuenta con un holograma. GATEBOX

"Lo que me hace ser yo es mi habilidad de crecer con mis experiencias. Básicamente, estoy evolucionando a cada momento. Justo como tú". Lo anterior es una línea de la película Her (2013), de Spike Jonze, en la que un escritor de cartas se enamora de un sistema operativo de inteligencia artificial (IA). Mucho falta para que podamos interactuar con una máquina como si lo hiciésemos con otro humano, pero los últimos desarrollos en IA van en esa línea.

Concretamente en el campo de los asistentes tecnológicos para el hogar que tratan de satisfacer nuestras necesidades solo con mencionar su nombre. Son mayordomos y secretarios personales, todo en uno, que estudian los hábitos del usuario y la información contextual que genera para ofrecer una respuesta exacta y cercana a lo que la persona quiere escuchar cuando plantea una pregunta. O lo que es lo mismo: conocen los gustos de la persona que lo usa, guardan su perfil y se adaptan a su comportamiento.

Desde la ruta más rápida al trabajo, pasando por el parte meteorológico hasta responder mails. Algo que ya hacen los asistentes virtuales de los dispositivos móviles (tipo Siri o Cortana de Apple y Microsoft respectivamente) sí, pero con un plus: facilitan las tareas cotidianas del hogar.

Siempre y cuando se tenga un sistema domótico, activan la lavadora, regulan las luces, ordenan comestibles frescos de la nevera, hacen la compra por internet, controlan la seguridad… además de que reproducen música o peliculas. Todo a través de un simple comando de voz.

Google, Amazon, Asus o Sony ya tienen el suyo y el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, está desarrollando a Jarvis, el homónimo asistente virtual de Tony Stark en Iron Man.

Por el momento, uno de los grandes inconvenientes que presenta esta tecnología es que solo puedes darles las órdenes en inglés, no son políglotas, así que no son capaces de reconocer otros idiomas.

Gatebox. Todavía en fase de desarrollo, pero sería el primer asistente tecnológico que cuenta con un holograma para interactuar con el usuario. La imagen es la de un personaje manga, Azuma Hikari, que configurará su forma de ser en base a la de su dueño. La idea es crear más personajes alternativos a Hikari.

Xperia Agent. El dispositivo de Sony incorpora una cámara inteligente que integra sensor de movimiento y detección de rostros. Controla y configura aquellos sistemas del hogar (luces, calefacción, electrodomésticos...) que funcionen por domótica.

ASUS Zenbo. Robot que proporciona ayuda, entretenimiento y compañía. Puede moverse de forma independiente, dispone de una cámara integrada, se puede controlar de manera remota y realiza, entre otros, funciones de temporizador controlado por voz.

Asus Zenbo

Aristotle. Microsoft y Mattel se unen para crear esta especie de niñera digital que ayuda a los padres en el cuidado y la educación de sus hijos hasta que son preadolescentes. Lee cuentos, reproduce música para calmar los llantos del bebé, enseña idiomas, echa una mano con los deberes...

Amazon Echo. Cuando hacemos una pregunta, Alexa (que es como se llama) envía nuestra petición a la nube donde se analiza sintácticamente e inmediatamente se ejecuta. A través de la opción Amazon Fresh, compra productos frescos desde casa.

Google Home. Responde al nombre de Google Assistant y es capaz de mantener conversaciones más o menos complejas. Funciona independiente del móvil, reconoce la voz de cada miembro de la familia para así asociarlo con sus preferencias.

Xiaoyu Zaijia. El gigante chino Baidu presentó en el CES 2017 de Las Vegas este dispositivo con pantalla táctil ya que sus creadores piensan que es una manera "mucho más veloz que el habla para que la máquina se comunique con la persona". Además, tiene una cámara que escanea los rostros.