Merkel afronta el año electoral entre críticas pero sin rivales

  • Existe cierto descontento de las fuerzas conservadoras dentro de su propio partido, la CDU.
  • Si gana, alcanzará el récord al frente del Ejecutivo de Helmut Kohl.
La canciller alemana, Angela Merkel, en una comparecencia institucional en la sede de la Cancillería en Berlín (Alemania).
La canciller alemana, Angela Merkel, en una comparecencia institucional en la sede de la Cancillería en Berlín (Alemania).
EFE/Michael Kappeler

La canciller alemana, Angela Merkel, enfrenta un año electoral en medio de una constelación política en la que, pese al descontento de las fuerzas conservadoras dentro de su propio partido, no parece haber en el horizonte una alternativa distinta a su reelección.

Merkel recibe ataques de diversos flancos. Desde la extrema derecha, Alternativa por Alemania (AfD) la responsabiliza del crecimiento de la amenaza terrorista. Desde el otro extremo, el partido La Izquierda pide un cambio del modelo social y económico.

Pese a todo ello, el partido de Merkel, la Unión Cristianodemócrata (CDU) está cerca de 15 puntos por encima del SPD en todas las encuestas de intención de voto y de momento nada apunta a que el triunfo en las elecciones generales de otoño pueda estar en peligro.

Eso sí, nadie espera que el resultado sea similar al de 2013, cuando la CDU, sumada a su partido hermano bávaro, la Unión Socialcristiana (CSU), se quedó unos pocos escaños por debajo de la mayoría absoluta.

En 2013 la fortaleza de la CDU terminó por sacar del Parlamento a su hasta ese momento socio de gobierno, el Partido Liberal (FDP), lo que a la postre dejó como única alternativa viable la formación de una gran coalición con el SPD.

En otoño se celebrarán las elecciones en Alemania, y aunque todavía no hay fecha fijada, Merkel aspira a  igualar el récord de Helmut Kohl que estuvo 16 años al frente del Ejecutivo alemán.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento