"La ley permite esta excepcionalidad y nos pretendemos acoger a ella para que, una vez conocidos los valores catastrales, podamos jugar con el coeficiente a fin de impedir que el resultado final suponga una subida" de esta tasa en Granada, ha explicado este martes Manuel Olivares que ha indicado que "Ciudadanos no va a permitir que los granadinos tengan que pagar más impuestos existiendo más de 12 millones en recibos de IBI pendientes de cobrar en un cajón".

Ciudadanos ha resumido las dos condiciones de su grupo para apoyar en el pleno del próximo viernes las ordenanzas fiscales a que la bonificación por el pago domiciliado del recibo del IBI no se modifique y que no suba el importe final del recibo de este impuesto a los granadinos.

"Nos parece una vergüenza que los vecinos acaben pagando, de una forma abusiva y totalmente injusta, la deuda con la que cuenta este Ayuntamiento, que viene motivada por una mala gestión del antiguo equipo de gobierno del PP", ha resaltado el portavoz municipal de C's para quien el PSOE "deja que prevalezca su afán recaudatorio en lugar de aplicar medidas de ahorro a los gastos existentes".

Según los datos de Ciudadanos, el Ayuntamiento tiene actualmente más de 12 millones de euros en recibos de IBI pendientes de cobro de entre los 2012 y 2015 "guardados en un cajón con riesgo de prescribir". Así, el Ayuntamiento "podría contar con casi el triple de dinero que espera recaudar con la subida del IBI de los granadinos que sí pagan puntualmente y por adelantado sus recibos".

El portavoz ha subrayado que la propuesta de ordenanzas fiscales que actualmente se negocia "plantea eliminar las bonificaciones actuales por domiciliación bancaria, algo que supondría un incremento en los recibos de los ciudadanos".

"Según el estudio que hemos realizado", ha añadido Olivares, "esta medida de incremento de impuestos afecta al 93 por ciento de las viviendas, es decir, a una inmensa mayoría de granadinos, algo que Ciudadanos no está dispuesto a apoyar".

Consulta aquí más noticias de Granada.