En un comunicado, la parlamentaria popular por Sevilla, Patricia del Pozo, ha lamentado el "daño" que afirma que se ha producido a los sevillanos por tantos años de unificación de las gerencias en los hospitales y los "años perdidos que ha supuesto para la sanidad sevillana que la Junta haya rectificado tan tarde y solo cuando se ha visto con la soga al cuello por la presión de este partido, la justicia, profesionales y ciudadanos".

Desde el PP de Sevilla se pide a la Junta de Andalucía que dé "un paso más en esta rectificación" y lleve a cabo la eliminación de las Unidades de Gestión Clínica Intercentros entre los hospitales sevillanos, un segundo paso al que insiste que debería seguir la anulación de las fusiones entre las zonas básicas de la provincia y, "por supuesto, el cumplimiento inmediato de las sentencias contra las medidas de unificación sanitaria que Susana Díaz aún tiene sobre su mesa sin cumplir".

Afirma que en estos momentos hay 16 Intercentros entre los hospitales Virgen del Rocío y Macarena que comparten equipos para dirigir las especialidades de alergología, anatomía patológica aparato digestivo; cardiología y cirugía cardiovascular; cirugía maxilofacial; cirugía pediátrica; cirugía plástica y grandes quemados; enfermedades infecciosas, microbiología y medicina preventiva; farmacología clínica; hematología; laboratorios; neurocirugía; oftalmología; oncología médica, radioterápica y radiofísica; oncología pediátrica;

y, por último, urología y nefrología".

Para la parlamentaria popular, "por mucho que pretendan negar desde la Junta de Andalucía, estos intercentros suponen una minifusión sanitaria absolutamente inasumible puesto que cada hospital atiende a unos 500 mil sevillanos y un mismo equipo de profesionales no puede garantizar una asistencia sanitaria digna para los dos hospitales". "Hospitales de la envergadura y la relevancia del Virgen del Rocío y el Macarena deben tener sus propios equipos para garantizar todas las especialidades en sus centros", añade.

Según advierte, "desde el PP de Sevilla se lleva años denunciando la nociva política de fusión sanitaria que estaba llevando a cabo el gobierno autonómico en la provincia". "No eran meras decisiones administrativas sino que aquellas decisiones han provocado una merma evidente en la calidad de la asistencia sanitaria en la provincia, pero ahora esperamos que, aunque tarde, este cambio de actitud de la Junta sea el principio de un proceso para alcanzar la calidad de la sanidad que, de verdad, se merecen los sevillanos", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.