El portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento, Jorge Azcón.
El portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento, Jorge Azcón. PP

Azcón ha enfatizado que el PP es el primero en utilizar las propuestas normativas para modificar ordenanzas como las fiscales el pasado ejercicio, pero esta es la primera vez que presenta un texto completo para que se pueda convertir en nueva ordenanza.

Ha agradecido la colaboración de expertos de la Universidad de Zaragoza en la redacción de la proposición normativa y ha recordado que en el pasado debate del estado de la ciudad se aprobó una propuesta de resolución -con la abstención de CHA y el voto contrario de ZEC- para crear una ordenanza de procesos participativos y ha confiado en que, "a lo largo de la tramitación de esta iniciativa", cambien de opinión.

En rueda de prensa, Azcón ha sintetizado que el objetivo es garantizar la participación ciudadana directa con "claridad, seguridad jurídica y eficacia administrativa", de modo que se garantice la "confianza y satisfacción" a los ciudadanos en su demanda de decidir sobre cuestiones importantes de la ciudad.

El portavoz del PP se ha declarado partidario de regular, mediante normas y procesos de participación de los vecinos, este tipo de decisiones, que debe tener "un amplio consenso" y tras hablar con el resto de fuerzas políticas en el Ayuntamiento de Zaragoza ha asegurado que están dispuestos a debatirla y presentar mejoras, por eso un texto abierto porque todos los grupos reconocen que hay que regularlo.

CONTENIDO

El texto diferencia entre empadronados, usuarios no empadronados, entidades ciudadanas, agentes económicos y sociales. Además, establece que podrán participar los vecinos usuarios mayores de 16 años y los procesos los podrá plantear el alcalde, un grupo municipal, dos tercios del Consejo de la Ciudad o el 5 por ciento del padrón municipal.

Se establecen cuatro tipos de procesos participativos. El primero son las reuniones informativas de distrito sobre inversiones de un máximo de un millón de euros y los podrá convocar el presidente, un grupo con representación, la mayoría de los vocales o el 5 por ciento de los vecinos, agentes sociales y económicos.

El segundo son las consultas vecinales para proyectos entre 1 y 6 millones de euros que se convocarían por las mismas instancias y la aprobación correspondería al pleno del Ayuntamiento.

El tercer tipo son las consultas de carácter especial que también se tendrían que aprobar por mayoría del pleno para cuestiones que afectan a más de un distrito y cuando la inversión supere el 5 por ciento del presupuesto municipal como en el caso de la línea 2 del tranvía, que rondaría los 200 millones de euros.

En cuarto caso sería para iniciativas ciudadana sobre ordenanzas, excepto las de carácter fiscal, que precisarían de al menos un 5 por ciento del padrón para solicitarlo.

MEJORARLA

Azcón ha reiterado que se trata de una propuesta "muy abierta para lograr el máximo consenso y satisfacer de forma amplia las demandas de los vecinos de Zaragoza". Ha reconocido que "al ser la primera vez, seguro que no es perfecta y seguro que se puede mejorar en el fondo y la forma y por eso estamos dispuestos a hablar con todos los grupos y los funcionarios municipales".

Para el PP, ha dejado claro Azcón, la participación ciudadana es un "eje imprescindible y requiere de un trato exquisito para que sea un pilar de la calidad democrática y la obligación de todos es colaborar en que ese indicador suba en beneficio de la sociedad".

Para lograrlo ha indicado que se precisa de un marco de regulación que "hoy carece" y ha aseverado que "solo en un marco normatizado se logrará la participación ciudadana espontánea y que no esté bajo la decisión arbitraria del gobierno de turno o sea mediatizada por un interés partidistas".

Azcón ha enfatizado que "ojalá alcancemos un consenso que sea lo más cercano a la unanimidad". Seguidamente ha lamentado que el proceso sobre la línea 2 del tranvía se ha decidido emprender por 9 de los 31 concejales y "de forma unilateral, sin consultar y las charlas que hacen en los distritos son un auténtico fracaso en asistencia de público porque la gente no es tonta y sabe que la pregunta fundamental no es el trazado, sino si

se puede pagar una línea 2 del tranvía que se además se tendría que pagar a tocateja".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.