Andrew Puzder, el millonario del 'fast food' que será secretario de Trabajo de Trump
Andrew Puzder, el millonario del 'fast food' que será secretario de Trabajo de Trump. EFE

Otro millonario pasa a formar parte del gabinete de Donald Trump. Se trata del empresario de 'fast food' Andy Puzder, que será secretario de Trabajo, a quien encargó la tarea de conseguir para los trabajadores "empleos más seguros y mayor prosperidad".

Tras haber elegido a un negacionista del cambio climático para la cartera de Medio Ambiente, este nombramiento es también polémico.

Puzder es el máximo ejecutivo de la cadena de restaurantes CKE, que incluye las franquicias de Carl's Junior y Hardee's, y entre las cosas en las que ha destacado ha sido por oponerse a que se eleve el salario mínimo a nivel federal, situado actualmente en 9 dólares; en general, se opone a la regulación ya que, asegura, que "la prosperidad económica no se puede regular".

No solo eso, también declaró querer invertir en automatización para sus restaurantes "porque los empleados están poniéndose caros". "Con el Gobierno elevando el costo de la mano de obra, va a disminuir el número de empleados. Veremos automatización no solo en aeropuertos y supermercados, también en restaurantes", dijo a Bussines Insider.

"[Los robots] siempre son educados, inducen a comprar cosas más caras, nunca se van de vacaciones, nunca llegan tarde, nunca te demandan por accidentes laborales, edad, sexo, raza o cualquier caso de discriminación, dijo, sobre la tecnología que substiruiría a los empleados humanos. "Yo quiero probarlos".

Tampoco es políticamente correcto en lo que a publicidad se refiere: sus restaurantes suelen anunciarse con imágenes de chicas en bikini o ligeras de ropa y ante las quejas, dice: "Si la gente no se ofende, voy al departamento de marketing y les pido un anuncio más sexy".

Por si fuera poco, el diario The New York Times apunta que Puzder es el secretario de Trabajo con menos experiencia en temas de Gobierno que cualquier Secretario del trabajo desde la década de 1980, cuando Ronald Reagan designó al ejecutivo de la construcción Raymond J. Donovan y cuya gestión estuvo marcada la flexibilización de las regulaciones.

Quiere menos regulación

El comunicado oficial del Equipo de Transición Presidencial que da cuenta de este nombramiento asegura que la trayectoria de Puzder, por su "amplio récord de lucha en favor de los trabajadores, lo convierte en el candidato ideal" para ese puesto.

¿Cuándo se darán cuenta los defensores de los principios  progresistas que no se puede regular el camino hacia la prosperidad económica?

Curioso, pues su pasado ha destacado por su defensa de los intereses de los empresarios y en contra de elevar los salarios. Algunos, incluso, asimilan esa designación como elegir al estafador Bernie Madoff para que se quede a cargo del Tesoro.

"Andy luchará para que los trabajadores estadounidenses sean más seguros y más prósperos mediante la aplicación de normas justas de seguridad ocupacional y garantizando que los trabajadores reciban los beneficios que merecen", asegura Trump en el comunicado.

También indica que entre sus misiones se encuentra la de salvar a "pequeñas empresas de la carga aplastante de regulaciones innecesarias que están perjudicando el crecimiento del empleo y suprimiendo los salarios".

En un artículo en la revista Forbes, fue claro: "Uno sólo puede preguntarse cuándo se darán cuenta los defensores de los principios económicos progresistas que, a pesar de sus esfuerzos, no se puede regular el camino hacia la prosperidad económica".

La nota incluye comentarios de Puzder en los que sostiene que "las políticas oficiales acertadas pueden resultar en más empleos y mejores salarios para los trabajadores estadounidenses".

La nota oficial recuerda que Puzder procede de una familia trabajadora de la ciudad de Cleveland, hijo de un vendedor de autos y que se pagó sus estudios trabajando en la construcción, en jardinería y pintando casas.

CKE, el grupo que encabeza Puzder desde el año 2000, tiene 3.750 restaurantes en Estados Unidos y el resto del mundo, y emplea a unas 75.000 personas.

"No creo que ningún restaurante pueda operar con beneficios si se paga un salario mínimo de 15 dólares. Tendría un impacto devastador en el país", afirmó en 2014 el futuro secretario de Trabajo si el Senado ratifica su designación.

Muy crítico con la Administración de Barack Obama, Puzder, que se ha reunido recientemente en dos ocasiones con Trump, defiende que varias regulaciones impulsadas por su Gobierno han frenado el crecimiento y la creación de empleos.

"Creo que, básicamente, todo lo que ha hecho esta administración ha sido en contra de los negocios", dijo hace dos años Puzder cuando fue consultado sobre la gestión de Obama.