Lufthansa
Aviones de Lufthansa aparcados en el aeropuerto de Fráncfort. Arne Dedert / EFE

Los pilotos de Lufthansa, la mayor aerolínea alemana, harán de nuevo huelga los próximos martes y miércoles, retomando la protesta que entre el miércoles y el sábado pasados llevó a cancelar miles de vuelos. En total se han cancelado 1.706 vuelos entre ambos días, por lo que afectará a unos 180.000 pasajeros.

El sindicato Vereinigung Cockpit (VC) anunció este domingo la nueva huelga tras una jornada de cierta normalidad en los aeropuertos alemanes en la que apenas 35 vuelos de la compañía fueron cancelados debido a ciertos desajustes logísticos ligados con los paros de los días previos.

El martes irán a la huelga los pilotos de los vuelos de corto recorrido -sobre todo vuelos nacionales dentro de Alemania y algunos a destinos europeos-, mientras que el miércoles en todas sus rutas, las de corto, medio y largo recorrido se verán afectados por la protesta.

La aerolínea alemana opera unos 2.100 de los 3.000 vuelos previstos diariamente en cada jornada de huelga, convocada por el sindicato de pilotos VC.

Los pilotos de Lufthansa secundaron la semana pasada una huelga de cuatro días, que han decidido prolongar esta semana al martes y el miércoles.

Lufthansa va a cancelar 4.461 vuelos en esos seis días de huelga En total Lufthansa va a cancelar 4.461 vuelos en esos seis días de huelga, lo que va a afectar a 525.000 pasajeros.

La compañía alemana ofrece a sus clientes cancelaciones o cambios de reservas de billetes gratuitas, así como canjear el billete de avión por uno de tren para las conexiones aéreas dentro de Alemania.

Pide a sus clientes que se informen en la web de la compañía (LH.com) antes de salir hacia el aeropuerto de cuál es el estatus de su vuelo.

La acción de protesta no afecta a las aerolíneas Eurowings, Germanwings, SWISS, Austrian Airlines, Air Dolomiti y Brussels Airlines.

Negociación

La compañía alemana volvió a llamar este domingo a la mesa de negociación a los sindicatos, que siguen exigiendo de la empresa una mejora sustancial de sus condiciones salariales y una "oferta negociable".

La última propuesta de la compañía, presentada el viernes, ofrecía una subida salarial escalonada del 4,4% hasta 2018, pero los pilotos denuncian que sus sueldos no han subido desde 2012 y piden una subida salarial acumulada del 22% en un periodo de cinco años hasta abril de 2017.

Entre el miércoles y el sábado un total de 2.755 vuelos de Lufthansa fueron cancelados por la protesta laboral de los pilotos, lo que ha afectado a unos 345.000 viajeros.