Fillon arrasa en las primarias de la derecha y será el candidato a las presidenciales de Francia

François Fillon, tras ganar en las primarias de la derecha francesa de cara a las elecciones presidenciales de Francia de 2017.
François Fillon, tras ganar en las primarias de la derecha francesa de cara a las elecciones presidenciales de Francia de 2017.
EFE
El ex primer ministro François Fillon se ha coronado este domingo como candidato del centro-derecha a la Presidencia de Francia en 2017 tras imponerse sin sorpresas a Alain Juppé en la segunda vuelta de las primarias. Su programa ultraliberal y ortodoxo, que él mismo califica de "radical", arrasó al conquistar en torno al 67% de los más de cuatro millones de electores que acudieron a las urnas en Francia.

El ex primer ministro François Fillon se ha coronado este domingo como candidato del centro-derecha a la Presidencia de Francia en 2017 tras imponerse sin sorpresas a Alain Juppé en la segunda vuelta de las primarias. Su programa ultraliberal y ortodoxo, que él mismo califica de "radical", arrasó al conquistar en torno al 67% de los más de cuatro millones de electores que acudieron a las urnas en Francia.

En la primera vuelta su triunfo, con el 44,1% de los votos, fue inesperado y logró desbancar de la carrera presidencial al exjefe de Estado Nicolas Sarkozy. En esta ocasión, quien fuera 'número dos' de Sarkozy durante su mandado entre 2007 y 2012 ya era el favorito, con los sondeos a su favor y una movilización cada vez más numerosa en sus mítines públicos.

Según ha señalado este domingo ante sus seguidores, ha sido una "victoria de fondo, que ha roto con todos los escenarios escritos de antemano" y que está construida sobre sus convicciones. Elegido ya el líder que marcará a los conservadores el camino al Elíseo, la división de la izquierda y un sistema electoral a dos vueltas que tradicionalmente ha penalizado al Frente Nacional (FN) parecen facilitarle esa labor.

El voto estaba abierto a todos los electores mayores de 18 años, a condición de pagar una contribución de dos euros y de firmar una carta de adhesión a los valores del centro y la derecha. Las primarias del centro-derecha han estado gestionadas por una Alta Autoridad independiente y han contado en total con seis candidatos de Los Republicanos (Fillon, Juppé, Sarkozy, Nathalie Kosciusko-Morizet, Bruno Le Maire y Jean-François Copé), y uno del Partido Cristiano-Demócrata (Jean-Frédéric Poisson).

Un freno a la ultraderecha de Le Pen

Nacido en Le Mans (oeste) hace 62 años, casado con una galesa y padre de cinco hijos, Fillon tiene en la liberalización de la economía y en la afirmación de valores tradicionales sus ejes prioritarios.

Con ese giro conservador, que ha sabido presentar como rupturista, aspira a frenar la previsible fuerza de la ultraderechista Marine Le Pen, a la que todas las encuestas colocan ya en la segunda ronda de las presidenciales de abril y mayo del próximo año.

Juppé, en cambio, deja escapar a sus 72 años prácticamente el único puesto que le faltaba en su currículum político, tras una campaña en la que esta última semana fue criticado por juego sucio. "El resultado no está a la altura de mis esperanzas (...). Felicito a Fillon por su amplia victoria y le apoyo desde esta noche, le deseo buena suerte y la victoria el año que viene", dijo el actual alcalde de Burdeos, que se centrará a partir de ahora en ese cargo.

Con la vista puesta en 2017

Las primarias del centro-derecha marcan un punto de inflexión clave en la carrera hacia las elecciones presidenciales de abril y mayo de 2017, en las que la ultraderechista Marine Le Pen ya tiene puestas todas sus energías. Los socialistas, en cambio, desconocen incluso si el actual presidente, François Hollande, se presentará a la reelección.

La victoria de Fillon supone la reafirmación de Los Republicanos como partido conservador tradicional y sirve como dique de contención de cara a la posible fuga de votos al Frente Nacional de Le Pen, considerado el rival a batir en la inminente cita con las urnas.

La pelota en los próximos meses está en el tejado del Partido Socialista, actual partido gobernante, que celebrará sus primarias los días 22 y 29 de enero. Hollande deberá despejar antes la incógnita sobre su futuro político y quedará por ver también si algún peso pesado se suma a nombres como los de los exministros Arnaud Montebourg o Emmanuel Macron.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento