El 'ladrillo' consolida su crecimiento, pero sin signos de una nueva burbuja inmobiliaria
El 'ladrillo' consolida su crecimiento, pero sin signos de una nueva burbuja inmobiliaria. EUROPA PRESS

¿Riesgos de burbuja inmobiliaria? Depende a quién se pregunte. Si Adicae acaba de advertir de que ese riesgo existe –de ello hablarán este viernes en un debate en Barcelona–, otros insisten en que no pasa nada. Claro que quienes sostienen esto último son parte del sector. Son los expertos inmobiliarios, que descartan una nueva burbuja.

Hay motivos para ser optimistas: el sector se recupera sin síntomas de nueva burbujaLa Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios (Apei) prevé que continúe la tendencia alcista de los precios y las ventas en el sector inmobiliario en 2017, con un "ligero" aumento de los precios y el mismo volumen de ventas o "incluso más", si bien descarta que se pueda producir una burbuja inmobiliaria. Lo asegura Óscar Martínez, el presidente de la Apei, que celebrará los próximos 25 y 26 de noviembre su XXVIII asamblea.

Martínez augura también una abundante demanda y poca oferta de alquiler en 2017, acompañada de un repunte de los precios en las rentas, si bien recuerda que España "sigue siendo un país de compradores" y considera que "difícilmente se va a cambiar esta mentalidad", puesto que la "amplísima mayoría" de la población prefiere comprar por varios motivos.

Con los intereses actuales, señala que los ciudadanos pueden comprar un piso con pagos mensuales más bajos que el importe de un alquiler, a lo que se suma que "el español piensa en la rentabilidad de futuro de la vivienda, para ayudarle a hacer frente a épocas de crisis o con vistas a la jubilación". Asimismo, Martínez destaca que los precios se ajustan en general en todas las autonomías, de forma progresiva al ritmo de la recuperación económica, y las nuevas promociones que se planifican se hacen de acuerdo con las "necesidades reales".

"Hay motivos para ser optimistas siempre que tengamos estabilidad política", asegura Martínez, quien subraya que "el sector se recupera a buen ritmo, sin síntomas de una nueva burbuja". En este sentido, explica que para que se dé una situación de burbuja los precios deben estar hinchados y "éste no es el caso", ya que la actualidad el auge se está viviendo en las grandes capitales, especialmente Madrid y Barcelona. También registran una demanda importante zonas del litoral como la Costa del Sol, apunta.

España es país de compradores y difícilmente va a cambiarComo asignaturas pendientes para el nuevo Gobierno, Martínez señala a la regularización de todo el sector, ya que excepto Cataluña y País Vasco, en donde se ha avanzado "en algo", en el resto de España el sector está "totalmente perdido". "Es peligroso porque se trata de un sector que mueve mucho dinero y, a veces, con muy poca garantía. Esperamos que las iniciativas desarrolladas en Cataluña y País Vasco se extiendan al resto de comunidades", ha manifestado.

Además, advierte de que se está multiplicando la demanda de comerciales para agencias inmobiliarias, lo que preocupa al sector por la posibilidad de que afloren las malas prácticas como las acontecidas durante el boom. El presidente de la Apei añade que "en algunas comunidades autónomas, como Andalucía o Canarias entre otras, el ejercicio ilegal de la mediación inmobiliaria alcanza niveles muy elevados con un impacto negativo en la economía y alterando el precio de mercado de los inmuebles".