El Obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, hizo público el miércoles un escrito en el que llamaba a "renovar la devoción eucarística" tras este suceso y lamentaba la "muy grave profanación del Santísimo Sacramento".

Además, pedía a los fieles que realizaran en sus "turnos de adoración" una respuesta de "desagravio y de reparación", al tiempo que anunciaba que el domingo día 20 se celebrará una 'Misa de desagravio' en la misma capilla del cementerio.

Munilla instaba a "aprovechar" lo acontecido para "renovar nuestra devoción eucarística" porque, en su opinión, detrás de este suceso "se esconde una llamada a la conversión dirigida a cada uno de nosotros". "Hagamos de este agravio una oportunidad de desagravio, que esta ofensa sea ocasión para suscitar y manifestar nuestro amor hacia él", concluía.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.