Radiador
Radiador. GTRES

El frío ha llegado, tarde, pero ha llegado. Las calefacciones han comenzado a funcionar para hacer acogedoras las casas. Calentar nuestro hogar supone un 46% de la energía que se consume en las casas españolas. El dato lo da el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA).

Para tener controlados nuestros gastos en calefacción tenemos que tener en cuenta varios consejos. Estos son los que da Aliseda.

El sol es nuestro mejor aliado
Es una obviedad pero tenemos que ser consciente que toda la luz que podamos utilizar de forma natural ayudará a mantener nuestra casa (y nuestra economía) protegida. Aprovecha la orientación de tu casa donde más calor se reciba, y deja durante la mañana las persianas y cortinas abiertas para que entre el calor solo.
    
No dejar ninguna rendija al descubierto
La clave del aislamiento es luchar contra las filtraciones de las ventanas, puertas y demás. Tenemos que ir a la “caza y captura” de cualquier rendija donde se filtre el aire frío de fuera. Las mayorías de las innovaciones que se implantan en las casas denominadas inteligentes, van muy encaminadas a luchar contra ello con aislamientos muy sofisticados. Ventilar la casa cada día es necesario, pero hay que controlar el tiempo que mantenemos las ventanas abiertas porque podremos perder mucho consumo eléctrico en esos escasos minutos.

Cuida los radiadores (al menos una vez al año)
Los radiadores de agua caliente son los más habituales en las casas españolas. No demandan una atención constante, pero al menos una vez al año –especialmente antes de que lleguen las oleadas de frío–, debemos purgarlos. Se trata de sacar el aire que se acumula en su interior y que impide que se calienten adecuadamente. Otro consejo: no uses el radiador como una secadora. Aparte de que la ropa solo se llena de una humedad que todos odiamos, consumimos más energía de lo habitual.

Programa, regula y vigila
La innovación en la vivienda nos ha traído reliquias como son los termostatos programados. Incluso con tu smartphone ahora puedes programar y controlar la calefacción para ajustar su encendido y apagado a nuestros horarios.

El pijama y las mantas son para el invierno
Las mantas y el pijama son complementos ideales que debemos disfrutar todos los inviernos. Nunca pongas la calefacción a más de 21 grados centígrados, tanto por ahorro como por la resequedad que genera en el aire. Recuerda que cada grado más de calefacción el consumo se incrementa un 7%.