El Ministerio Fiscal sostiene que el día 4 de septiembre de 2015, en la finca de la que el acusado era responsable, concretamente en un recinto delimitado por malla verde, había cuatro plantas de marihuana con un peso de 2.159 gramos de 'cannabis sativa'. El fiscal sostiene que tenía la sustancia estupefaciente con la intención de transmitirla a terceros.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública, en su modalidad de posesión para el tráfico de drogas que no causan grave daño a la salud, y solicita que se condene al acusado a 2 años y seis meses de prisión.

Consulta aquí más noticias de Asturias.