El Ajuntament de Barcelona está realizando un censo de pisos vacíos.
El Ajuntament de Barcelona está realizando un censo de pisos vacíos. Un equipo de 15 personas y tres técnicos municipales están visitando inmuebles de seis barrios: Trinitat Nova, el Bon Pastor, Baró de Viver, Besòs y Maresme. AJUNTAMENT DE BARCELONA

Barcelona no dispone, a día de hoy, de un recuento fiable de pisos vacíos. Los últimos datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística en 2011 hablan de 80.000, mientras que el anterior gobierno municipal, el de Xavier Trias (CiU), cifraba en 30.000 los pisos sin inquilinos. El gobierno de Ada Colau se ha propuesto como promesa electoral elaborar un censo de estos inmuebles, una prueba piloto que comenzó hace un mes y que se fija en el ejemplo vasco. En Euskadi, a través de una empresa llamada Bizigune, unas 5.000 de estas viviendas han pasado a estar controladas por las autoridades a nivel autonómico.

Los primeros seis barrios en los que se está llevando a cabo este plan piloto son Trinitat Nova, el Bon Pastor, Baró de Viver, Besòs y Maresme 

El Ajuntament será, no obstante, el primer consistorio en llevar a cabo este censo. Un equipo de 15 personas reclutadas por Barcelona Activa, con la ayuda de tres técnicos municipales, se encargará de visitar los pisos que la administración sospecha que no están habitados para comprobar este extremo. Posteriormente, otro equipo de 10 personas contactará con el propietario para proponerle que el inmueble pase a la bolsa de vivienda de alquiler social.

Precios "un 20% por debajo" del alquiler convencional

A cambio de esta cesión, el dueño podrá acogerse  diversas ventajas como la subvención del 50% d ela cuota del IBI, otra subvención del 100% para la rehabilitación de la vivienda hasta un tope de 15.000 euros. Además, la propiedad pasará a estar cubierta por un seguro multi riesgo del hogar y contará con una garantía de cobro de las mensualidades desde que esta pasa a formar parte de la bolsa de alquiler, cuyo precio es más bajo que el valor de mercado. El gerente de Vivienda del Ajuntament, Javier Burón, ha indicado que este precio suele ser "un 20% inferior" al precio convencional.

Los primeros seis barrios en los que se está llevando a cabo este plan piloto son Trinitat Nova, el Bon Pastor, Baró de Viver, Besòs y Maresme. Este parque de viviendas supone el 10% del total de la ciudad, según Burón. De aquí a medio año, la prueba pasará a Gràcia y el Raval y, a la larga, a los 73 barrios de Barcelona.

Además de pisos vacíos, el consistorio también aprovechará esta campaña para localizar solares en desuso. Todas las propiedades que se revisarán han sido previamente encontradas cruzando los datos del padrón, del catastro y de Aigües de Barcelona. Los técnicos se identificarán a los vecinos con una tarjeta y con una carta firmada por el regidor de Vivienda del Ajuntament, Josep Maria Montaner.



Consulta aquí más noticias de Barcelona.