La conocen como la Capilla Sixtina de Vélez-Málaga. Incluso es más grande que la famosa obra de Miguel Ángel. Y es que 1.150 metros cuadrados de murales decoran las paredes de esta ermita de la localidad andaluza que han sido pintadas por Evaristo Guerra tras doce años de intenso trabajo.

La fuente de inspiración del pintor, los paisajes de alrededor de la ermita. Y junto a bucólicos paisajes encontramos aquellos oficios perdidos en el olvido con el paso del tiempo.

Con esta obra, Evaristo Guerra ha cumplido con la promesa que le hizo a la Virgen de su pueblo y, de paso, se ha convertido en el artista que más superficie ha pintado en un solo templo, superando incluso a Miguel Angel. Ahora este prestigioso pintor malagueño se propone recuperar la producción del resto de su obra , ya que, a causa de la exclusiva dedicación a este proyecto lleva doce años sin exponer.