Sin techo y marginales copan seis plazas de Bilbao
Uno de estos grupos bebe en la plaza de Arrikibar, por donde los vecinos no se atreven a pasar.(M. R.)
«Se han adueñado de la plaza. Beben, duermen en los bancos, refrescan las cajas de vino en la fuente y hasta se bañan en ella». Es el relato, del que se desprenden ciertas dosis de temor, de una vecina de la plaza de Arrikibar. Se refiere a los cada vez más habituales grupos marginales con problemas sociales, de alcohol, drogas y sin un techo en el que pasar la noche que han hecho suyas algunas plazas de Bilbao. Así que «nadie se atreve a pasar por la plaza», explica.

Además de la de Arrikibar, estos grupos con graves problemas sociales también ocupan buena parte de cercana plaza de Bizkaia, de la de La Casilla, de la de San Pedro en Deusto, Levante en San Ignacio y del parque de Amézola. Un fenómeno que también incluye a algunos jóvenes inmigrantes y que causa cierta sensación de inseguridad a los vecinos.

«La Policía los ha visto muchas veces y no hace nada», comenta un paseante en La Casilla, quien asegura que, incluso, hay madres que no se atreven a llevar a sus hijos.

Policía y medidas de integración

El portavoz del PP de Bilbao, Antonio Basagoiti, denunció ayer la inseguridad en estas plazas y aseguró que ha recibido numerosas quejas de vecinos de esas zonas. «La situación provoca miedo y también se han producido algunos delitos, como hurtos», dijo. Por ello exigió al Gobierno municipal que lleve a cabo dos iniciativas para acabar con este fenómeno: mayor presencia policial y medidas sociales y de integración.