El Ministerio del Interior y los sindicatos policiales alcanzaron ayer un acuerdo que, entre otras medidas, incluye un plus de capitalidad para los agentes destinados en Madrid. Su salario aumentará 135 euros en los dos próximos años, como compensación por la mayor peligrosidad y coste de la vida que soportan en comparación con sus compañeros de otros puntos del territorio nacional. Es similar al que cobran ya policías de Navarra y el País Vasco.La reivindicación de los sindicatos era un plus de capitalidad de 600 euros, mientras que las ofertas del Ministerio oscilaban entre 84 y 33 euros.