Trabajo detecta en un año un 19,5% más de empleo sumergido en la Comunidad de Madrid

  • La inspección de Trabajo detectó 8.719 personas en situación irregular en 2015 en la Comunidad de Madrid frente a las 7.294 del año anterior. 
  • El aumento es fruto de la mejoría de la actividad económica en la región y de una mayor actividad inspectora, centrada en las visitas urgentes, según los sindicatos. 
  • El Gobierno recaudó 13,4 millones de euros por estas infracciones el año pasado frente a los 12,7 millones de 2014.
Un camarero trabajando en una cafetería.
Un camarero trabajando en una cafetería.
EUROPA PRESS

Los inspectores de trabajo detectaron en 2015 casi un 20% más de empleo sumergido en la Comunidad de Madrid, según figura en el último informe publicado por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. El documento recoge que los funcionarios lograron aflorar durante el año pasado un total de 8.719 empleos irregulares, un 19,5% más que en el ejercicio anterior de 2014 (7.294). En concreto, en 2015, se dieron de alta en la Seguridad Social 8.267 personas que estaban trabajando fuera de la legalidad, a los que hay que sumar los 452 trabajadores extranjeros que fueron detectados sin permiso de trabajo. El Gobierno recaudó 13,4 millones de euros por estas infracciones el año pasado frente a los 12,7 millones de 2014. En España, por contra, la detección de trabajadores fraudulentos ha pasado de 82.393 en 2014 a 77.774 en 2015, un 5,6% menos.

En los datos de empleo aflorado se han incluido tanto las altas de oficio en la Seguridad Social tramitadas directamente por la inspección como las realizadas por las empresas como consecuencia de las actuaciones del servicio público de control y vigilancia laboral. Esta estadística se completa con las infracciones por contratar a extranjeros que no tienen permiso de trabajo. En este informe, como novedad, Trabajo ha considerado por primera vez en las estadísticas de empleo aflorado a los trabajadores a tiempo parcial que han incrementado más de un 50% su jornada laboral fruto de las inspecciones, aunque este dato no está disponible por comunidades, por lo que no ha sido agregado por este diario.

La detección de 1.425 trabajadores más en situación irregular el año pasado es fruto de la mejoría de la actividad económica en la región (la tasa de actividad se situó en 2015 en el 64,58% frente alos 63,86% de 2014) y de una mayor actividad inspectora, centrada en las visitas urgentes, según los principales sindicatos de trabajores. Los inspectores de empleo realizaron en la región 37.359 visitas, un 2% más que en 2014 (36.699). "El incremento de la actividad económica en la región ha provocado que se hayan abierto muchas pequeñas y medianas empresas y se haya contratado a más gente", afirman desde Comisiones Obreras, que añaden: "Como consecuencia de ello, hay más gente trabajando, pero también más lo hacen de forma ilegal, sobre todo en el sector servicios".

Desde UGT, apuntan que la falta de medios ha provocado que los inspectores se centren directamente en las denuncias que reciben: "Debido a la falta de recursos para perseguir el fraude y a la alta conflictividad laboral, los inspectores se ven obligados a atender las denuncias que son más urgentes y dejan algo apartadas las actuaciones de oficio". Tanto CC OO como UGT coinciden en señalar al empresario como responsable del empleo sumergido: "La desesperación hace que muchos trabajadores acepten lo que sea. El empresario es el que debe ser responsables".

Los sectores más fraudulento

La hosteleria es el sector económico donde más trabajadores sin dar de alta se detectan en España. Concretamente, el 31,3% de los fraudes esta relacionada con esa actividad fruto de los controles en bodas, eventos y celebraciones variadas, donde las empresas suelen contratar personal ajeno. El comercio se sitúa como el segundo sector con más fraude detectado (13,5%) por delante de la construcción (12,4%) y de los servicios profesionales (9,1%).

Buzón de denuncia

Otro canal para detectar el empleo sumergido es el de las denuncias ciudadanas. El 5 de agosto de 2013, Empleo puso en marcha el buzón de lucha contra el fraude laboral y a la Seguridad Social. Este instrumento permite que los ciudadanos puedan notificar las conductas fraudulentas en el ámbito laboral para que sean objeto de análisis y, si es pertinente, de investigación por la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social. Los últimos datos señalan que desde la puesta en marcha de este mecanismo se han destapado en España 5.444 empleos sumergidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento