Calle San Sebastián, Ubrique
Calle San Sebastián, Ubrique (Cádiz). GOOGLE STREET VIEW

Juan Márquez Fabero, acusado de matar con un cuchillo a sus dos hijos en su domicilio de Ubrique (Cádiz), ha negado este lunes haberlo hecho y ha asegurado que fueron ellos los que se mataron entre sí y que solo intervino para separarles y quitarles los cuchillos.

Mantiene que confesó el crimen porque la Guardia Civil le "había pegado"En su declaración en el juicio que se sigue contra él por este doble parricidio en la Audiencia Provincial de Cádiz, Márquez Fabero ha ofrecido la misma versión que durante la instrucción del caso de que confesó el asesinato porque la Guardia Civil le había pegado cuando le detuvo.

Durante su declaración se ha mostrado muy tranquilo, pero ha roto a llorar cuando relataba los hechos, ocurridos el 6 de octubre de 2010, y por los que el fiscal pide 42 años de cárcel.

El pasado viernes, durante la primera sesión del juicio, todas las acusaciones relataron cómo este doble parricidio se produjo casi un año después de que muriera de cáncer la esposa del acusado y madre de las víctimas.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.