Russell Crowe y Azealia Banks
El actor Russell Crowe y la rapera Azealia Banks, en imágenes de archivo. GTRES

El actor Russell Crowe organizó en una suite de hotel de Beverly Hills una cena para amigos en la que pasarían una velada tranquila escuchando música. O eso pensaban, porque uno de los invitados llevó como acompañante a la rapera Azealia Banks, que consiguió convertir la reunión en un espectáculo.

Según testigos citados por la web TMZ a la rapera no le gustó la selección musical que habían hecho Russell y otro de los invitados, a los que llamó "aburridos hombres blancos". En ese momento, otra de las asistentes quiso defender al actor, algo que no gustó a la rapera, cuyo comportamiento se describió como "errático".

Así que Azealia comenzó a ponerse violenta y amenazó al anfitrión y a la mujer: "¿Os gustaría que rompiera mi vaso y os apuñalara en la garganta para que saltara sangre por todas partes como en una peli de Tarantino?", les dijo, según aseguran algunos invitados, ante lo que Russell Crowe permaneció tranquilo, según las mismas fuentes.

Sin embargo, la rapera amagó con romper el vaso, lo que fue "suficiente para Russell", que agarró a la cantante y la llevó fuera de la suite, donde se hicieron cargo de ella los guardias de seguridad del hotel, que la echaron del edificio.

Azealia utilizó sus redes sociales para dar una versión distinta del hecho, asegurando que Crowe le profirió insultos racistas como la "n-word" (nigger, usado de forma peyorativa, algo así como "negrata") y aseguró que el actor le estranguló y le escupió antes de echarla.

Lo cierto es que la rapera tiene un largo historial de enfrentamientos con otras personalidades, ya sea en persona o a través de redes sociales.