Pide que la monitora especial de su hija le haga un sondaje una vez al día en el colegio

  • Noelia tiene 6 años y un mielolipoma desde que nació, que le provoca que no pueda controlar los esfínteres y necesite un sondaje intermitente.
  • Hasta ahora, su madre acudía al colegio para hacerle el llamado "vaciado" de vejiga, pero ha empezado a trabajar y no puede encargarse.
  • La empresa de la monitora se niega porque alega que es tarea de un profesional de Enfermería, mientras que la Junta intenta buscar una solución.
Toñi pide que su hija Noelia, de 6 años, sea atendida por la monitora especial de su centro.
Toñi pide que su hija Noelia, de 6 años, sea atendida por la monitora especial de su centro.
T. M.

Noelia tiene 6 años y un mielolipoma desde que nació, un bulto de grasa en la terminación de la columna vertebral que le impide tener control de sus esfínteres y le provoca lo que se conoce como vejiga neurógena, lo que le provoca incontinencia, ganas constantes de orinar, infecciones de orina…

Como parte de su tratamiento, Noelia necesita un sondaje vesical cada tres horas para realizar el vaciado de vejiga. Su madre, Toñi Machuca (28 años), es quien se encarga de hacerlo en casa, después de haber realizado un "sencillo curso" de aprendizaje que la capacita para realizar la tarea.

El problema de Toñi y de Noelia llega a la hora del colegio. Está escolarizada en el CEIP Príncipe Felipe de Umbrete (Sevilla) y desde los 3 años cuenta con una monitora de Educación Especial. En horario escolar, solo le corresponde un vaciado de la sonda, del que al principio se encargaba su madre.

Pero "el año pasado empecé a trabajar y ya no podía ir al colegio", relata su madre a 20minutos.es, así que pidió en el centro que la monitora se encargara de realizar el procedimiento. El pasado junio, la empresa privada adjudicataria del servicio de monitores especiales aseguró al centro educativo que la monitora se encargaría, siempre que la familia le enseñara cómo hacerlo. Días después llegaron las vacaciones de verano.

Alegan que es tarea de un enfermero

La sorpresa para Toñi llegó a principios de este curso. "La directora del colegio me informó de que la empresa había mandado un comunicado asegurando que la monitora no iba a vaciarle la sonda a mi hija", explica. Según alegan en el escrito remitido, al que ha tenido acceso este periódico, "el sondaje vesical queda excluido de las funciones propias de los monitores de apoyo, ya que es una técnica invasiva que debería realizar conjuntamente el enfermero y el auxiliar de enfermería". Para apoyar su alegato, la empresa ha remitido también un escrito sellado del Colegio Oficial de Enfermería de Sevilla.

Mientras, la Junta de Andalucía estima que, "según el pliego de condiciones técnicas para la contratación de apoyo", una de las funciones de los monitores especiales es encargarse de la salud y seguridad de los alumnos, "colaborando si es factible con la familia para lograr y mantener las condiciones de salud y seguridad más idóneas para el alumnado, controlando en su caso situaciones que pueden ser atendidas por personal no cualificado desde el punto de vista sanitario por ser habitualmente realizadas por el propio paciente y/o sus familiares tras una formación básica".

Fuentes de la Delegación de Educación de la Junta en Sevilla han asegurado a 20minutos.es que están "trabajando para encontrar una solución lo más rápido posible" al caso de Noelia.

Y es que ahora que Toñi está trabajando, cada día tiene que "buscar a alguien que pueda ir a cambiarle la sonda a Noelia. Un día va mi hermana, otro mi prima…No puedo más, psicológicamente estoy agotada, no duermo ni de día ni de noche y no sé cómo voy a terminar", explica la madre.

También esta situación le afecta a Noelia. "Llora cada vez que no puede ir a una excursión del colegio. Y noto que le ha cambiado el carácter, está más contestona, más sensible…". ¿El mayor temor de Toñi? "Que Noelia tenga que dejar de ir al colegio".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento