Los disidentes cubanos no estarán en la embajada española el Día de la Hispanidad

  • En 2003, la Unión Europea estableció que los disidentes acudieran a las fiestas nacionales.
  • Desde el año pasado no es obligatorio, aunque algunas embajadas europeas les siguen invitando.
  • Exteriores afirma que en 2006 no estuvieron y que "el Gobierno ha decidido mantener esta política".
  • Jorge Moragas, secretario de Relaciones Internacionales del PP, denuncia que lo hace por "no molestar al régimen de Fidel Castro".
Los disidentes cubanos Manuel Cuesta Morua y Eloy Gutiérrez Menoyo ante la Embajada Española en La Habana. (REUTERS/EFE)
Los disidentes cubanos Manuel Cuesta Morua y Eloy Gutiérrez Menoyo ante la Embajada Española en La Habana. (REUTERS/EFE)
AGENCIAS

Los disidentes cubanos no estarán el próximo 12 de octubre en la Embajada española, con motivo del Día de la Hispanidad. Desde el pasado año no es obligatorio invitar a la disidencia a las fiestas nacionales y el Gobierno ha preferido ampararse en esta posibilidad.

Hay muchos países que no están invitando a los disidentes

"Hay muchos países que no están invitando a los disidentes", han asegurado fuentes del ministerio del Exterior a 20minutos.es, recordando que "el año pasado los disidentes no estuvieron" y que "el Gobierno ha decidido mantener esta política".

"Se ha iniciado una etapa de diálogo con el régimen cubano, a la que se ha sumado gran parte de la UE" y, "aunque esto no es óbice para hablar con la oposición", desde el Gobierno se ha preferido no invitar a los disidentes.

Jorge Moragas (PP): "Moratinos negoció con el gobierno de Castro"

Entre las Medidas de junio 2003 adoptadas por la UE ese mismo año, después de que Fidel Castro detuviera a 75 disidentes, estaba la obligación de todas las embajadas europeas en la Habana de invitar a los disidentes a sus fiestas nacionales. A partir de entonces, las autoridades cubanas dejaron de asistir a las embajadas.

Es una decisión discrecional que España ha tomado para no molestar al régimen

Sin embargo, según ha relatado a 20minutos.es el secretario de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, "cuando Zapatero ganó las elecciones, Moratinos empezó a negociar con el gobierno cubano, que le pidió que cancelara esas medidas".

El pasado año, las medidas fuesen suspendidas, aunque no canceladas, por lo que dejaba de ser obligatorio invitar a los disidentes y pasaba a ser opcional.

Según Moragas, "la Embajada alemana invitó a los disidentes por la mañana y por la tarde a las autoridades cubanas, al igual que los checos", algo que supone "una ventaja, porque los disidentes pueden así hablar entre ellos".

"La lista no puede imponerla la Dictadura"

"Es una decisión discrecional que España ha tomado para no molestar al régimen", afirma el secretario popular. "En estos momentos, donde el futuro de Cuba se va a decidir, es muy importante que la comunidad internacional ofrezca solidaridad y apoyo a los que defienden la libertad y los Derechos Humanos de forma pacífica y representan el futuro democrático", asegura.

Desde su punto de vista, "no hay una embajada europea en la Habana más dura con los disidentes que la española, en este sentido".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento