Cerveza
Una imagen de la pasada Oktoberfest, la fiesta de la cerveza de Múnich, en Alemania. GTRES

Beber cerveza contribuye a que reconozcamos más fácilmente los rostros felices y a que nos mostremos más desinhibidos sexualmente. Son dos de las conclusiones de un estudio llevado a cabo por el Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología y recogido por Medical Daily.

El estudio se realizó sobre 60 personas, 30 hombres y 30 mujeres de entre 18 y 50 años de edad. A la mitad de ellos se les dio cerveza sin alcohol y a la otra mitad cerveza con alcohol. Luego fueron sometidos a diversas pruebas, como una de reconocimiento facial, una de empatía, y un test de excitación sexual.

Los resultados reflejaron que el consumo (moderado) de cerveza ayuda a detectar las caras felices más rápidamente, aumenta su deseo de querer estar con otras personas y les facilita la manera de ver objetos sexuales, de una manera más desinhibida. Sin embargo, la cerveza no aumenta per se la excitación sexual.

Según el estudio, estos efectos son más visibles en las mujeres que en los hombres.