En opinión del sindicato, "las altísimas tasas de inestabilidad (más de un 35% de interinos docentes) y el aval de las sentencias del tribunal europeo, son motivos suficientes como para subir la actual oferta de 400 plazas que son claramente insuficientes".

Así, mantienen que estas 400 plazas se quedan cortas ya que "sólo reducirían un 10 por ciento hipotético esta inestabilidad, cuando las cifras óptimas están alrededor de estabilizar al menos 2.600 plazas de docentes en 3 cursos", han destacado.