En rueda de prensa posterior al Consell de Govern, la portavoz del Ejecutivo, Pilar Costa, ha indicado que esta iniciativa se enmarca en el conjunto de medidas de carácter institucional que el Ejecutivo autonómico considera necesarias para hacer frente a la aplicación de la LOMCE y "las consecuencias que se derivan".

Además, Costa ha informado que la Conselleria de Educación y Universidad ha iniciado una ronda de reuniones con diferentes colectivos del ámbito educativo para plantear una estrategia común ante las reválidas previstas por la LOMCE en Secundaria y Bachillerato para el curso 2016/17.

Asimismo, ha señalado que también se ha creado un grupo de trabajo entre Universidad de las Islas Baleares y Govern sobre las pruebas de Bachillerato.

La portavoz del Ejecutivo autonómico, ha recordado que el pasado viernes el Consell de Govern autorizó a la Abogacía de la Comunidad Autónoma para que interponga un recurso contencioso administrativo ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo contra el Real Decreto 310/2016, de 29 de julio, por que se regulan las evaluaciones finales de educación secundaria obligatoria (ESO) y de bachillerato, en desarrollo de la LOMCE.