Deberes
Un niño hace los deberes en casa. GTRES

No a los deberes escolares en casa. Y si deben hacerse, solo para los niños mayores de nueve años y siempre que no superen la hora de duración. Los españoles encuestados en Ulises —el barómetro estrenado este mes por 20minutos junto a MyWord— valoran así este conflicto educativo surgido por el exceso de tareas escolares en el hogar y que ha desembocado en una campaña en las redes (#Noalosdeberes) y a convocar una huelga en noviembre.

Las respuestas forman parte de El Expositor, una sección del barómetro que abordará cada trimestre un asunto que variará en función de los contextos sociales. Para su primera edición, el barómetro Ulises se enfoca en el trabajo de los alumnos fuera del aula, una inquietud importante en los padres españoles. La OCDE, de hecho, alerta de que España está muy por encima del resto de países avanzados: 6,5h semanales frente a una media de 4,9.

La opinión general de los españoles es contraria a que los niños de 6 a 8 años estén obligados a hacer tareas a diario tras la jornada escolar. El 64,9% de los entrevistados considera que en general, no deberían hacer deberes, salvo en ocasiones puntuales como repasar antes de un examen o realizar alguna lectura. El 24,2%, por el contrario, opina que los alumnos de esta edad deberían hacer deberes todos o casi todos los días.

La liberación de la carga escolar para los alumnos de Primaria no es tan magnánima, sin embargo, con los estudiantes de 9 a 12 años. En este caso hay una mayor división de opinión; una mayoría del 50,8% considera que los alumnos de esta edad más avanzada en Primaria sí deberían realizar deberes a diario, frente a un 41,3% que seguiría exonerándoles de la tarea.

De media hora... a hora y media como máximo

El Expositor de la ola de otoño, además, no solo aborda la conveniencia de alargar en casa las tareas escolares para los alumnos de Primaria, sino también el tiempo que deben dedicarle. La amplitud de la tarea, en este caso, también depende de la edad del alumno.

Superar la hora y media de deberes solo lo defiende un 7% de los padres para los estudiantes más jóvenes (6-8 años) y un 13,2% para el resto de alumnosEntre los encuestados que están a favor de los deberes, el 81,3% cree que las tareas no deberían superar la hora de trabajo para los niños de 6 a 8 años y la mayoría cree que lo ideal sería que inviertan entre media hora y una hora cada día. Solo un 11,7% cree que debería alargarse media hora adicional. Este último porcentaje avanza al 23,4% en el caso de los alumnos de 9 a 12 años.

Para estos alumnos, algo más mayores, el 27,5% de los encuestados a favor de los deberes están a favor del trabajo escolar fuera del aula estiman que de tres cuartos de hora a una hora es el rango de esfuerzo doméstico más conveniente.

En general, se reparten las opiniones entre quienes opinan que los alumnos de Primaria deben dedicar 30 minutos a hacer deberes y los que alargan ese esfuerzo necesario a la hora y media, acercándose más a esta cifra máxima cuanto mayor sea el alumno. Superar la hora y media de ejercicio en el hogar solo lo defiende un5,3% de los encuestados para los estudiantes más jóvenes de Primaria (6-8 años) y un 11,4% para el resto de alumnos.

Disciplina y afianzamiento como ventaja....

La opinión de los encuestados por MyWord también aborda las ventajas e inconvenientes que ofrecen los 'deberes' en cuanto al rendimiento escolar y a la formación personal del estudiante. No se aprecian excesivas diferencias entre hombres y mujeres en este sentido, pero dos factores como la edad del entrevistado y su nivel socioeconómico sí influyen en la valoración que los encuestados realizan sobre las tareas en el hogar.

La mayoría de los españoles, un 52,1%, opina que los deberes suponen una buena manera de generar disciplina en el estudiante y desarrollar hábitos de estudio. Una opinión más extendida en los encuestados de mayor edad (es una ventaja para el 59% de los personas de más de 64 años) y con un mayor nivel socioeconómico: hasta un 67,3% de la clase alta defiende la disciplina y el hábito como beneficio resultante de los deberes. Por el contrario, es una ventaja defendida por menos de la mitad de los menores de 44 años y de los encuestados pertenecientes a las clases más bajas.

Los españoles de mayor edad y nivel socioeconómico también creen mayoritariamente que los deberes son necesarios para afianzar contenidos, especialmente para aquellos alumnos con más dificultades. Lo cree el 45,4% de los entrevistados, algo menos de la mitad; pero las clases altas disparan el porcentaje al 63% y también es una ventaja mayoritaria para los mayores de 55 años y, curiosamente, para los más jóvenes, de 18 a 24 años. Finalmente, solo uno de cada tres encuestados considera que los deberes ayudan a las familias a estar al tanto de cómo les va a sus hijos en la escuela.

... frente a una pérdida de creatividad, como inconveniente

Una parte importante de la sociedad opina que el desarrollo de la creatividad por parte de los niños es el mayor perdedor ante los deberes. Casi la mitad de los encuestados (46%) cree que el tiempo que los alumnos dedican en casa a las tareas escolares impide que éstos realicen actividades más creativas, como bailar o tocar un instrumento. Una visión que apenas se diferencia entre clases, pero sí por edad: solo el 37,5% de los mayores de 64 años creen que la creatividad y los deberes chocan entre sí, mientras que para los menores de 44 años sí es un inconveniente mayoritario.

La TV y la consola, no tan negativas para los jóvenesLos encuestados consideran un inconveniente algo menor que falte tiempo para realizar deporte después de la escuela (37,9%) o que los alumnos acaben estresados con los deberes y que les impida así rendir en la escuela (27,4%); este último factor se lamenta más cuanto más joven sea el entrevistado y más baja su clase económicosocial.

Para el 29,6% de los encuestados, es preferible que los niños estén haciendo deberes que jugando a la consola o viendo la TV. No obstante, existe una clara relación con la edad: los jóvenes marcan esta opción 6 puntos porcentuales menos -23,5%-. A más edad, mayor es la aversión hacia la TV y las consolas, por lo que, entre los mayores de 64 años, la cifra asciende al 38,1%.

El debate de los deberes, finalmente, tiene un componente de igualdad. Uno de los argumentos que se usó en Francia para defender su limitación era que fomentaban desigualdades entre los escolares que contaban con ayuda de sus padres y de tutores personales para hacer la tarea, mientras que otros debían apañarse solos. En España, sin embargo, solo el 27,4% de los encuestados lo ve como un inconveniente. Y especialmente, la clase media.