NOTA DE PRENSA. EL NEPTUNO COLABORA EN LA PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO SUBACUÁTICO.
NOTA DE PRENSA. EL NEPTUNO COLABORA EN LA PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO SUBACUÁTICO. EUROPA PRESS/MDE

Fue a primeros de mes cuando salió a la mar para desarrollar un adiestramiento específico con la Unidad de Buceo de Ferrol, dentro del programa bienal de actualización para buzos, al objeto de mantener la capacidad de gran profundidad.

Coincidiendo con esta navegación, el Neptuno buscó, localizó y reconoció el 'España'. Así, realizó una primera fase de búsqueda con el empleo del Sonar de Barrido Lateral (SBL) y el magnetómetro, que permitió la localización del pecio. Posteriormente, y en una segunda fase, se empleó el vehículo submarino (ROV) SCORPIO-03, que descendió hasta los 75 metros y obtuvo imágenes del acorazado.

Tras finalizar sus cometidos, el 'Neptuno' ha regresado este miércoles a su base, en el Arsenal Militar de Cartagena.

La Armada está plenamente comprometida en la conservación del patrimonio arqueológico subacuático y cuenta con los medios, capacidad y voluntad necesarios para, en colaboración con otras instituciones del Estado, llevar a cabo este cometido. Los archivos y las bases de datos de la Armada son "una importante fuente de información para la localización y protección de los naufragios de interés".

La suma de conocimiento histórico, modernos medios de detección submarina y capacidades de protección, hacen de la Armada "una organización idónea para la protección del patrimonio arqueológico sumergido".

El 'Neptuno', al mando del capitán de corbeta Francisco José Sunico Zarauza, tiene una dotación compuesta por 52 hombres y mujeres. Es el único buque de la Armada Española concebido para el salvamento y rescate de submarinos, pero también puede desempeñar otros cometidos, como dedicarse a la localización, exploración y recuperación de objetos sumergidos, actuar como buque escuela de buzos y buceadores, así como apoyar a operaciones con submarinos y de caza de minas.

Para cualquier tipo de operación subacuática, el buque efectúa el proceso completo de detección, localización, reconocimiento e intervención sobre el objeto sumergido. La intervención final se puede efectuar con buzos hasta los 90 metros de profundidad o con el vehículo submarino ROV Scorpio hasta los 600 metros.

Consulta aquí más noticias de Murcia.