El aeropuerto de Antequera aún no las tiene todas consigo para levantar el vuelo, pero el anuncio (ayer) del Ministerio de Fomento de admitir a trámite la solicitud para su ejecución, por considerar que puede revestir interés general, es más que un espaldarazo.

Así consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE), donde Fomento aclara que una vez que la Consejería de Obras Públicas ha emitido su parecer favorable a la construcción de este aeródromo (junto a la N-331 y a sólo 15 kilómetros del casco urbano de la localidad), se inicia el expediente para la declaración de Interés General del Estado y con ella el permiso de obras.

Vera (la promotora) debe entregar una serie de informes, por lo que el plazo para inaugurarlo está entre final de 2010 y 2011. En cualquier caso, la primera luz verde de Fomento sólo se refiere a la pista y la terminal, dejando a un lado la zona industrial diseñada para almacenar mercancías que lleguen en avión.

Este complejo lo tendrá que aprobar la Junta. «Está claro que si ha dicho ya que el aeropuerto es de interés general, esto lo debe ser también», explica el alcalde de Antequera, Ricardo Millán (PSOE). Según él, cuenta con el informe favorable de AENA y de Aviación Civil respecto a la compatibilidad del espacio aéreo con el de Málaga.

Una pista de aterrizaje de 3,9 kilómetros

Una pista de aterrizaje de 3,9 kilómetros y un edificio terminal son las instalaciones básicas con la que contará el aeropuerto, que se ha dibujado en un llano junto a la N-331. El diseño está pensado para recibir 500.000 viajeros al año, frente a los 13 millones que tiene ahora el de Málaga.

Competencia para Granada
¿Afectará al AVE; al aeropuerto de Granada; al de Málaga, en plena ampliación; a la Vega de Antequera, donde se planea su construcción? El alcalde, uno de los impulsores de esta iniciativa privada, lo explica:

"Puede entrar en competencia con el granadino por la ubicación de Antequera, pero el aeródromo nace con la idea de convertirse en complementario al de Málaga (a 45 km) y también el segundo de las capitales andaluzas. Su razón fundamental es el tráfico de mercancías, no de viajeros. En cuanto al tren, es sabido que el avión compite a partir de 500 km de distancia. Para ir a Madrid y Málaga se usará el AVE».