Si vive en el centro, tome nota. El Ayuntamiento blindará esta zona de la ciudad al tráfico privado de acuerdo con la ordenanza aprobada en Pleno que limita el acceso a los residentes, transporte público y craga y descarga.

El próximo verano o septiembre se instalrán videocámaras que controlarán cada uno de los accesos al casco histórico. Además, multarán a los infractores elevándose la infracción a 80 euros. Dicha sanción se comenzará a aplicar a partir del verano de 2008.

El Ayuntamiento dará diez meses a los residentes para pedir los permisos de circulación, según informa El Correo de Andalucía.

Los residentes o quienes tengan una palza de garaje en la zona pueden ya solicitar su permiso en la sede de la Delegación de Movilidad en la Cartuja o en los distritos municipales.

Pero la noticia no ha sentado nada bien entre los vecinos del centro. Ocho asociaciones han formado un frente común contra el cierre del centro al tráfico. Los que se han unido son los vecinos de Alfalfa, Arenal, Pumarejo, Santa Cruz, Casco Histórico y Estación de Córdoba.

Denuncian que se ha omitido el Reglamento de Participación y piden antes el Metro y más parking, según publica El Diario de Sevilla.