El Justicia ha tramitado 147 quejas. Fernando García Vicente, Justicia de Aragón, destacó ayer en un informe la insuficiencia de plazas públicas en residencias para ancianos. Aseguró que en algún centro se maltrata a residentes, aunque la situación general es «satisfactoria, aunque mejorable».

El estudio se basa en la visita a 120 de las 293 residencias aragonesas que ofertan 15.248 plazas (el 38%, públicas). Del informe se desprende que en tres o cuatro de los centros (sin determinar si son públicos o privados) se han detectado casos de maltrato y sedación excesiva de los ancianos.

En los últimos nueve años, el Justicia de Aragón ha tramitado 147 quejas sobre residencias de mayores y ha abierto 155 expedientes de oficio sobre esta materia.