Iñaki Azkuna (PNV) ha sido el primer cargo público del PNV en criticar la consulta propuesta por Ibarretxe.

El alcalde de Bilbao auguró ayer que la propuesta «no va a salir adelante» por los obstáculos legales a los que se enfrenta. A partir de ahí, advirtió de que «originará serios problemas» y de que su propio partido, el PNV,  sufrirá «mucha frustración». Pero las críticas de Azkuna también se refirieron al contenido de la hoja de ruta del lehendakari. En concreto, lamentó que haya desaparecido la condición de la ausencia de violencia para poder llevar adelante el proyecto.

Además, subrayó que, con la negativa del PP y el PSOE, únicamente el voto a favor de la izquierda abertzale en el Parlamento Vasco permitiría que la iniciativa pudiera salir adelante si se llega a plantear en la Cámara vasca.

Mientras, ayer, el secretario de organización del PSOE, José Blanco, se mostró convencido de que la consulta «no va a tener lugar», y añadió que «Ibarretxe ya lo sabe».

Urkullu tiene  los avales

El actual presidente de la ejecutiva vizcaína del PNV, Iñigo Urkullu, ya tiene los avales suficientes para aspirar a suceder a Imaz en la presidencia del partido. Ahora falta saber si algún otro candidato ha conseguido también las cien firmas para cumplir este primer trámite. Las organizaciones locales del PNV recibirán hoy el nombre de todos los candidatos.