El Concello se ha comprometido a realojar a la familia de Sampaio sobre cuya casa pesa una orden de derribo. El plazo para ejecutar la sentencia termina hoy, aunque los vecinos no pierden la esperanza, ya que queda por contestar el recurso de súplica. De cualquier modo, y teniendo en cuenta la necesidad social del caso, la Administración local proporcionará una vivienda provisional a los afectados. Esto será hasta que se les pueda facilitar otra definitiva y de tipo social. El objetivo de esta familia es hacer que el juez visite la casa y conseguir más tiempo hasta que se apruebe el PXOM, que legalizaría la situación.