Aceite de oliva de Día
Aceite de oliva de Día DIA

Los bajos precios del aceite están provocando un terremoto en el sector agrario. Tres cadenas de distribución alimentaria como Carrefour, El Corte Inglés y Día han sido denunciadas (o multadas) recientemente por vender el producto por debajo de su coste, una medida conocida como 'dumping' que busca arrastrar clientes e incrementar la compra de otros productos gracias al gancho del bajo precio del aceite, un producto básico en la cesta de los españoles.

Pero la indignación en el campo se ha incrementado aún más este martes. La cadena Día, en un comunicado, ha presumido de vender ocho millones de litros de aceite de oliva y facturar 17,5 millones de euros gracias a la promoción 'Los preciazos' que llegó a bajar el precio del aceite a 2,19 euros el litro. Una campaña que precisamente, fue denunciada y acusada de incurrir en estas prácticas de rebaja de precios por debajo de coste.

Es una "cifra récord" que representa un incremento de hasta 8 veces lo vendido en los mismos periodos del año anteriorLa promoción se realizó del 9 al 22 de junio y del 25 de agosto al 7 de septiembre. Y según la compañía de distribución, el volumen vendido es una "cifra récord" que representa un incremento de hasta 8 veces lo vendido en los mismos periodos del año anterior. Para la cadena de supermercados, un sistema de libre competencia "permite al consumidor beneficiarse de las mejores ofertas".

Pero no es la opinión de los agricultores. En el campo se teme que fijar precios por debajo de coste, fomente el arrastre a la baja de los precios del origen e impida la rentabilidad de la actividad productiva.

La organización de agricultores UPA lamenta que Día "saque pecho" por el éxito de su campaña, olvidando que con la venta a pérdida se hunde el sector. Porque la cadena de supermercados puede recuperar la pérdida con la venta de otros productos, pero empuja al sector a comprar más barato al agricultor, que produce el aceite a un coste medio aproximado de tres euros por litro, por encima del precio de venta en el lineal del supermercado.

"El aceite no nace directamente en las botellas. ¿De dónde sacarán el aceite cuando ya no queden olivareros para cultivarlo?", lamentan en UPA. La organización opina también que las multas impuestas por la Administración —42.000 euros en el caso de Carrefour y 3..000 a El Corte Inglés— son "absurdas" y pide que sean cantidades "cuantiosas, disuasorias y se ajusten al perjuicio causado al sector".

Los agricultores consideran que el comportamiento de Día muestra "prepotencia, ignorancia y mala fe".  Según UPA, el único récord que ha batido la cadena es de  "falta de respeto y abusos al sector" y acusa a la multinacional de provocar "el cierre de explotaciones, la ruina de los olivareros y, a la larga, que en España no queden agricultores y se les acabe el chollo del que se están aprovechando hoy en día".

¿Es ilegal la venta a pérdida?

La práctica de venta a pérdida se regula en la Ley 3/1991 de Competencia Desleal. Según el artículo 17 de esta norma, la fijación de precios "es libre" y solo es "desleal" la venta por debajo de coste en tres supuestos: cuando induzca a error a los consumidores acerca del nivel de precios de otros productos o servicios del mismo establecimiento, cuando se quiera desacreditar a otro producto o si se pretende eliminar a competidores del mercado.

Una segunda norma, la Ley 7/1996 de Ordenación del Comercio Minorista, permite en su art.14 la vénta a pérdida cuando el objetivo del comerciante sea liquidar existencias, deshacerse de productos con fechas de caducidad cercanas o para alcanzar el precio que marcan otros competidores. 

Finalmente, un reciente informe de la Comisión de Competencia, de hecho, considera que "es poco razonable prohibir o criticar de forma generalizada" la venta a pérdida y defiende que podría mejorar la competitividad y eficiencia de los mercados.