La empresa pública Barcelona Serveis Municipals (BSM), de la que dependen los vigilantes de las áreas verde y azul y de la zona de carga y descarga, ha anunciado a sus 300 trabajadores que a principios de este mes lucirán los nuevos distintivos que les acreditarán como Servicio Auxiliar de la
Guàrdia Urbana .

Los agentes denunciarán infracciones de las ordenanzas de civismo y circulación
Para la empresa, según adelantó a 20 minutos, la medida no conlleva cambios laborales: "sólo cambia la placa de la solapa".

No obstante, los trabajadores tienen claro ya que "variarán nuestras funciones" a largo plazo, como explica José Menjíbar, del sindicato UGT.

Agentes cívicos

Desde BSM admiten que los vigilantes, "a través de formularios paralelos", ya denuncian infracciones de la ordenanza de civismo y de circulación. Así, comunican anomalías tipificadas, como el estacionamiento indebido de las bicicletas o la ocupación ilegal de la vía pública con sacos de escombros.

La figura de los agentes de civismo o de movilidad, como los llaman en Madrid, ofrece ampliar efectivos de la policía para incrementar así las labores de seguridad ciudadana.

Nos harán trabajar por turnos de lunes a domingo

Los representantes sindicales han adelantado otros cambios, como el que modifica la indumentaria del vigilante: "desaparecerán los chalecos florescentes, la función irá incorporada en los nuevos suéteres, llevaremos gorras estilo béisbol y pantalones con bolsillos laterales".

A nivel laboral, según Menjíbar, "nos harán trabajar por turnos hasta el domingo", como con la Urbana, que hasta ahora, era de "horas extras"

Más efectivos de la policía local

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, anunció en verano que la Guàrdia Urbana incorporará unos 750 agentes durante este mandato.

Hereu contaría con los casi 400 agentes de la Policía Nacional que abandonarán Catalunya, por lo que buscará fórmulas para garantizar la seguridad ciudadana, cuyos índices han vuelto a caer.

El aumento previsto de Guàrdia Urbana en los diez distritos es del 23%, de 1.300 a 1.600 agentes.