Más de 5.000 personas se manifestaron ayer en Ferrol para pedir que no se autorice el funcionamiento de la planta de gas de Reganosa. Aseguran que esta planta pone en peligro a los habitantes de la zona.