Pese a que hay que rascarse el bolsillo, sobre todo en verano porque sube un 60%, la autopista de peaje Málaga-Estepona es ya la cuarta con más tráfico entre las 24 vías de pago españolas. Por este tramo circulan un 135% más de conductores al día que cuando se inauguró, en junio de 1999.

Entonces, el Ministerio de Fomento calculó que por sus 80 kilómetros (hasta Fuengirola son libres de peaje, aunque la concesionaria los mantiene) circularían al día, en su primero año de funcionamiento, 16.000 vehículos. Esa cifra se ha duplicado hasta los 37.688 que la usaron en 2006 para circular por la Costa del Sol, según el balance de intensidad media diaria de vehículos de 24 autopistas, entre 2003 y 2006, facilitada por el Gobierno al Congreso.

El 60% de los usuarios del peaje a Estepona son turismos, que encuentran en este recorrido una vía despejada, más corta y menos peligrosa. Con ella se evitan el aluvión de incorporaciones a nivel de la A-7 procedentes de las urbanizaciones, sobre todo en el tramo más próximo a Marbella.

No es de extrañar que entre 2003 y 2006 el volumen de coches creciera un 15% cada año; y algo más (18%) el tráfico pesado. Con todo, los últimos 22 kilómetros del peaje de Estepona a Guadiaro (Cádiz), abiertos en 2002 y una alternativa a la cadena de rotondas de la A-7, suben en usuarios a un ritmo mayor. Lo usan 17.831, que ya suponen un 32% más que en 2003.

La nuestra, ni cara ni barata

Ni el subidón del precio en verano (acaba en septiembre) hace que la autopista sea de las más caras. El precio por kilómetro sale a 0,07 euros, mientras que el del túnel de Soller (Baleares) cuesta 1,37 y sólo tiene tres kilómetros. Después, el túnel del Cadí (Cataluña), 0,33 euros, y el de Artxanda (País Vasco), 0,29. Lo más barato, en Puxeiros (Galicia): 0,04 euros, por debajo de los 0,08 de media.

Peajes más usados

La AP-7, de Montmeló a El Papiol

Por allí circulan al día 115.608 vehículos y es la que más tráfico tiene del país. En 2004 se amplió a cuatro carriles por sentido porque no daba abasto.

En segundo lugar

La AP-7 de Barcelona a Tarragona, con 63.683 conductores.

En tercero

De Junquera a Montmeló (AP-7): 47.121. 

La que más crece

La M-50 (Madrid) ganó en 2006 un 39% más de tráfico.