Cerca de 1.500 personas se manifestaron este domingo en la localidad de Rivas-Vaciamadrid para protestar en contra de la construcción de centrales térmicas en la región, según informó el portavoz de la plataforma Rivas Aire Limpio, Javier Navascués.

Así, las plataformas de Ecologistas en Acción, Rivas Aires Limpio y decenas de organizaciones ciudadanas, sindicatos y partidos políticos participaron en la concentración que partió de la estación de Metro Rivas Urbanizaciones y finalizó sobre las 13.30 horas en la Plaza de la Constitución en Rivas Oeste.

Lejos de ser tecnologías limpias, son importantes contaminadores de la atmósfera

Los manifestantes denunciaron "la grave amenaza" que a su juicio suponen las centrales térmicas para la salud. Además, la protesta culminará con la celebración de un concierto en el que participará el grupo folk portugués Baileburdia.

Los manifestantes consideran que las centrales "previstas lejos de ser de tecnologías limpias, son importantes contaminadores de la atmósfera". Así, las de Morata y la de Valdemingómez, de 1200 MW de potencia, emitirán en una hora 434 toneladas de CO2, principal responsable del calentamiento terrestre, 373 Kg de óxidos de nitrógeno que contribuyen a las lluvias ácidas y son precursores del ozono troposférico, con graves efectos sobre la salud y la vegetación, y también emiten gran cantidad de partículas conteniendo metales pesados. Una hora de su funcionamiento contamina tanto como 300.000 automóviles en un día.

Una "condena" para Madrid

"Esta contaminación se sumaría a las que ya provocan el tráfico madrileño, la incineradora de residuos sólidos de Valdemingómez y la cementera de Morata, una de las mayores de Europa, lo que supondría condenar el sureste madrileño a una degradación insoportable de la salud de sus habitantes, del medio natural, incluido el Parque Regional del Sureste, y dificultarle su progreso económico", informaron.