El Departamento vasco de Interior informó este domingo de que durante la mañana se procedió a la disolución de un grupo de personas que se habían concentrado en las inmediaciones del funicular de Artxanda en Bilbao, donde estaba previso un homenaje a los miembros fallecidos de ETA, prohibido por la Audiencia Nacional.

Los hechos ocurridos en el monte Artxanda estaban motivados por la celebración del Día del Soldado Vasco
Según informó la Ertzaintza, el acto estaba previsto para las doce y media del mediodía y la disolución del grupo de concentrados se produjo sin incidentes.

No obstante, según testigos presenciales, un grupo de personas celebró un pequeño acto, junto a la escultura ´La huella´, consistente en una ofrenda floral y un baile, pero donde no hubo ninguna referencia a ETA. Además de la Ertzaintza, en la zona también se desarrolló un despliegue de la Guardia Civil.

Los hechos ocurridos en el monte Artxanda estaban motivados por la celebración del Gudari Eguna (El día del soldado vasco), que tuvo su acto principal en el monte Besaide (en la confluencia de Bizkaia, Alava y Gipuzkoa), igualmente impedido por agentes de la Ertzaintza a consecuencia de la correspondiente prohibición de la Audiencia Nacional, que ordenó el viernes a Interior tomar medidas para impedir estos homenajes, convocados por la organización ilegal Ekin mediante octavillas clandestinas.