Los ecuatorianos residentes en Madrid votaron por temor a una multa de 30 dólares

  • 33.340 ecuatorianos censados en Madrid, llamados a participar.
  • La falta de información, la desilusión por la situación económica del país y la desorganización marcan la jornada.
  • Oficialmente, votar es opcional, aunque denuncian que para tramitar documentos es imprescindible presentar un justificante de la votación.
El Palacio de Vistalegre, convertido en un colegio electoral.
El Palacio de Vistalegre, convertido en un colegio electoral.
JORGE PARÍS

Un total de 33.340 ecuatorianos residentes en Madrid (y 92.315 en toda España) estaban llamados ayer a las urnas. A 8.700 kilómetros de su país, elegían a las 130 personas que formarán la Asamblea Constituyente, órgano encargado de redactar la nueva Constitución de Ecuador.

Hemos perdido la ilusión, el país va de mal en peor. Nada cambiara por que votemos

Pero la falta de ilusión por la cita y la resignación por la situación del país recorrían ayer las mesas electorales situadas en el Palacio de Vistalegre. "Hemos perdido la ilusión, el país va de mal en peor. Nada cambiará por que votemos", lamentó Germán Remache, mientras su mujer, Cecibel, asentía resignada.

A este sentimiento de impotencia se unía la falta de información sobre el proceso electoral. "No saben a quién se vota ni cómo se hace", denunció Teresa Sigcho, presidenta de una de las mesas. "Está muy mal organizado: llegas y pierdes el tiempo sin saber dónde dirigirte", criticó Leonardo Murillo después de votar junto a su familia.

"30 dólares por no votar"

Oficialmente, los ecuatorianos en el exterior no están obligados a votar, pero la realidad, según dicen, es otra: "Cuando votas te dan un papel que luego te piden para hacer cualquier trámite de documentos; si no lo tienes te ponen una multa de 30 dólares", según protestó Cecibel Ullauri y corroboraron todos los votantes en Vistalegre.

A pesar de estas denuncias, Gustavo Mateus, cónsul de Ecuador en Madrid, sostenía que el voto es opcional: "Han tomado la decisión de votar y por eso vienen".

El bajo ánimo que mostraban ayer sólo se rompía cuando recordaban con nostalgia su país: "Nunca dejamos de estar con la cabeza allí", sonrió Fernando Quinga.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento