Consumo recomienda a los ciudadanos informarse sobre los procedimientos para darse de baja al elegir gimnasio

  • La Dirección General de Consumo del Gobierno de Aragón recomienda informarse sobre las modalidades de pago y los procedimientos para darse de baja a la hora de elegir gimnasio.
El detenido por abusos sexuales captaba a sus víctimas en el gimnasio al que asistía con regularidad.
El detenido por abusos sexuales captaba a sus víctimas en el gimnasio al que asistía con regularidad.
EUROPAPRESS

Estas recomendaciones se realizan en un periodo en el que, tras las vacaciones veraniegas, son muchos los ciudadanos que inician la búsqueda de un gimnasio al que poder acudir para mantenerse en forma durante el otoño y el invierno.

Según Consumo, una de las cuestiones que más problemas suelen suscitar entre los consumidores es el apartado relativo a los métodos de pago, tarifas, matrículas y procedimientos para darse de baja.

Por ello, el director general de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón, Pablo Martínez, ha recomendado que antes de apuntarse a un gimnasio hay que asegurarse de que las tarifas y el precio de la matrícula están claros, especificando los pagos que debe realizar el cliente por los costes del servicio así como los gastos adicionales que pueden surgir por cuestiones adicionales.

El cliente, ha añadido, debe informarse "adecuadamente" de si existe la posibilidad del pago con tarjeta de crédito o de los posibles descuentos o costes extra. "Como sucede a la hora de elegir cualquier otro servicio, es conveniente comparar tarifas de diferentes establecimientos, así como las de un mismo gimnasio si ofrece descuentos dependiendo de que el pago sea mensual o por periodos más largos. Lo ideal es solicitar un mes de prueba por si no estamos muy seguros".

Los procedimientos para darse de baja son otro de los apartados que suelen acarrear problemas al consumidor. Es importante, por lo tanto, informarse de si el gimnasio ofrece la posibilidad de suspender durante algunos periodos el servicio por parte del usuario y el coste de esa suspensión. Como en cualquier otro servicio, se debe exigir un contrato con las condiciones, requisitos, tarifas y procedimientos de baja.

Todos los establecimientos están obligados a tener un servicio de atención al cliente que atienda las quejas, así como hojas de reclamaciones a disposición del ciudadano. Elegir un centro que esté adherido al Sistema Arbitral de Consumo garantiza que se puedan dirimir las posibles controversias entre el gimnasio y el cliente de forma ágil y gratuita.

Asimismo, Consumo recomienda pedir información sobre las distintas actividades y su dificultad así sobre las normas de uso de las instalaciones.

EQUIPAMIENTOS

Otra de las cuestiones fundamentales que hay que tener en cuenta es la de comprobar el estado de los equipamientos y las instalaciones: número de aparatos, dimensiones de las salas de ejercicios acordes al número de usuarios, estados de servicios complementarios como saunas y aparatos bronceadores.

Antes de cumplimentar la inscripción, hay que estudiar los servicios ofertados y analizar cuáles son las actividades más adecuadas para cada usuario, así como los programas diarios de los establecimientos para ver si son compatibles con los horarios de cada uno.

La existencia de asesoramiento médico, una buena preparación profesional de los monitores y la atención personalizada garantizarán un buen servicio adaptado a las características físicas de cada usuario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento