Pedro Sánchez: "España necesita con urgencia un gobierno, no un mal gobierno"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez,durante su intervención en la segunda sesión del debate de investidura del líder del PP, Mariano Rajoy.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez,durante su intervención en la segunda sesión del debate de investidura del líder del PP, Mariano Rajoy.
EFE
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha sido el primero en intervenir en el segundo día del debate de investidura, en el que en varias ocasiones le ha reiterado el 'no' del PSOE al candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy. "Su comportamiento, su abuso de las instituciones, sus mentiras, su no asunción de responsabilidades políticas, avalan nuestro no", ha dicho Sánchez. En este sentido, le ha dicho a Rajoy que "si fuera coherente con sus palabras debería votar en contra de su candidatura". "Por fortuna para la política española, hay vida más allá de Rajoy", ha añadido.

Rotundo y claro. Así se ha mostrado durante 35 minutos el líder del PSOE, Pedro Sanchez, en su rechazo al programa de gobierno defendido este martes por el candidato del PP, Mariano Rajoy, para intentar lograr la confianza del Congreso y ser investido presidente del Gobierno

Pedro Sánchez ha comenzado su intervención en el debate de investidura de Rajoy ratificando que su voto en contra por "coherencia con su ideario" y por "compromiso con sus votantes" y por "el bien del país". "En nuestra opinión, no se puede tener ninguna confianza en usted. Su gestión se resume en una palabra: recortes, en libertades, en derechos, en igualdad, en democracia. Los recortes en la mayoría de los casos no se explican por la crisis sino por su ideología. Durante cuatro años el señor Rajoy solo ha tenido un compañero de viaje: su ideario político, que es el más conservador de Europa. Por eso votamos no". "Nadie puede pedirnos que apoyemos lo que queremos cambiar".

"España necesita con urgencia un gobierno, no un mal Gobierno, le ha dicho Sánchez a Rajoy nada más subirse a la tribuna, en su réplica al discurso que pronunció el candidato del PP. No solo fue Rajoy el objeto de las críticas de Sánchez, pues también hubo para la presidenta del Congreso, Ana Pastor: "Ha tirado por los suelos el prestigio del Congreso".

Sánchez también parafraseó en el comienzo de su discurso el argumentario de Rajoy hace unos meses, cuando le reprochó su pacto con C's y por presentarse al debate sin tener los votos suficientes: "Si usted fuera coherente, debería ser usted el primero en votar en contra de su candidatura".

No hubo descanso en las críticas de Sánchez hacia el presidente en funciones, al que acusó varias veces de "incoherencia política y falta de credibilidad". El cambio para el señor Rajoy es que todos cambien menos él. Y dice que los votos que nos hemos enfrentado abiertamente a él le sostengamos. Si cediéramos a sus presiones, esta sería la legislatura del chantaje".

Pero sin duda fue la corrupción uno de los apartados que más tiempo llevo al líder socialista: "Sus mentiras de hoy y de ayer y su no asunción de responsabilidades políticas avalan nuestra desconfianza hacia usted y por eso votaremos no a su candidatura. Una investidura no puede sobreseer la corrupción".

Cataluña y la cuestión territorial también fue uno de los focos del discurso del líder del PSOE, que acusó a Mariano Rajoy de haber agudizado la crisis al promover "políticas recentralizadoras. Ha acreditado que ni entiende la diversidad de España ni sabe cómo reflejarla".

"Rajoy no es lo que necesita España en los próximos cuatro años", finalizó Pedro Sánchez su primer turno. Media hora después, volvió a la palestra: "Usted tiene un problema de aritmética parlamentaria, se lo vuelvo a decir, consecuencia de sus políticas". "No es cuestión de bloqueo, es democracia. Usted no cuenta con la mayoría necesaria".

Sanchez regresó a la cuestión de la corrupción para recordarle a su oponente la amplia lista de delitos por los que están siendo investigados miembros del PP en los juzgados: ¡Pero si es todo el Código Penal, señor Rajoy! Hay una cosa que se llama responsabilidad política... y lo grave es que ninguno de los diptuados del PP le pida a usted responsabilidades políticas por la corrupción". Una y otra vez, el blanco de los ataques de Sánchez fue solo Rajoy, no su partido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento