La secretaria de Organización del PSOE en la provincia de Ourense, María Quintas
La secretaria de Organización del PSOE en la provincia de Ourense, María Quintas EP/PSOE

La secretaria de Organización del PSOE en la provincia de Ourense, María Quintas, ha comparecido este martes para declarar que son muchos los militantes socialistas de su circunscripción que se sienten "absolutamente defraudados y estafados" por la alteración de la candidatura, toda vez que, como ha recalcado, "no hay razón objetiva para el cambiazo".

En el caso de la candidatura ourensana, la Comisión Federal de Listas ha relegado a María Quintas del tercer puesto al quinto, en sentido inverso de lo que ha ocurrido con la líder del partido a nivel local en la capital de provincia, Carmen Rodríguez Dacosta, más afín al candidato a la Presidencia de la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga.

"Lo que ha ocurrido es inexplicable", ha sostenido en rueda de prensa la dirigente socialista, quien ha rechazado personalizar en ella el conflicto y ha aseverado que sus críticas no responden a "un problema personal". "Es un problema de partido", ha enfatizado, para cargar contra quienes no han respetado la voluntad de los militantes en la confección de las candidaturas.

Haciéndose eco de lo ocurrido en Pontevedra, donde los cambios han sido más profundos para incorporar a la actual portavoz parlamentaria y al líder del sector crítico en la agrupación de Vigo, Quintas se ha preguntado por qué los afiliados socialistas en A Coruña y Lugo "son respetables y se les respeta" y no ocurre lo mismo con los pontevedreses y ourensanos.

"Es una decisión arbitraria, que no está justificada, no responde a causas objetivas y no representa el sentir de la mayoría de los militantes", ha sentenciado, no sin echar en falta una "explicación" por parte de la gestora que dirige el PSdeG o de los órganos federales. Dicho esto, la actualmente diputada ha advertido de que "las decisiones siempre tienen consecuencias".

¿CAÍDA DE VOTOS?

A este respecto, ha recordado que el último cambio en la lista ourensana, ocurrido antes de las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, tuvo repercusión en el apoyo recibido por el PSOE. "Es cierto que se conservan el diputado y el senador, pero bajó el número de votos", ha expuesto, antes de deslizar que espera que "no vuelva a pasar".

Lo que tiene claro la responsable del aparato socialista en la provincia es que "no se puede hacer culpables a las víctimas" de las consecuencias electorales que pueda tener el "desprecio" y la "falta de respeto" de la gestora "al 70 por ciento" de los afiliados ourensanos. "Es muy fácil tomar decisiones arbitrarias, pero luego exigir compromiso", ha cuestionado.

"AL PIE DEL CAÑÓN"

Tras haber sido relegada, en una decisión que para ella fue "un disgusto", según sus propias palabras, los afiliados y cargos del partido con los que se estuvo reuniendo le pidieron que "permanezca" tanto en su puesto orgánico como en el sitio de la lista que le han asignado.

"Ustedes comprenderán que (estar) en el número cinco no responde a un interés personal, sino a la decisión de la militancia", ha planteado a los periodistas, para hacer hincapié en que los socialistas ourensanos seguirán "apoyando" al partido "con mayor ahínco si cabe" de cara al 25S.

"Nos han hecho un desprecio, pero responderemos como siempre: trabajando", ha abundado, para reivindicar la importancia del PSOE ourensano "en Galicia y en España". "Los socialistas de Ourense hace nada estábamos liderando Galicia. Con un fracaso electoral, sí, pero que duplicó en diputados a las mareas y al BNG (juntos)", ha recordado al exsecretario xeral Pachi Vázquez.

En la misma línea, María Quintas ha subrayado la valía del equipo del que forma parte, que "no se vende por un puestito" sino que trabaja por "ideología y compromiso". "Muchos llegamos a la política institucional ya con la vida hecha, sin mayor interés en puestos institucionales", ha contrastado.

Así es que ha garantizado que su partido estará "al pie del cañón para desbancar al PP" el próximo 25 de septiembre. Por su parte, ha asegurado que participará en los actos que le pidan, pero sin obviar que el peso de la campaña debe caer en los primeros puestos de las candidaturas.

CRÍTICAS A LA GESTORA

En paralelo, la dirigente socialista ha arremetido contra la gestora que lidera Pilar Cancela, al frente del PSdeG desde la dimisión de José Ramón Gómez Besteiro como secretario xeral el pasado mes de marzo debido a la decena de investigaciones abiertas sobre él.

"El PSdeG no está imputado; son demasiados meses para un órgano no electo", ha opinado, para cuestionar que en esas condiciones pueda impulsar cambios sobre una decisión de una dirección "elegida democráticamente". "No es entendible", ha apostillado.

A su juicio, lo que ha quedado de manifiesto es que se está "minusvalorando" tanto a cargos orgánicos como a la representación institucional "más importante" que tiene el PSOE en esta comunidad, en referencia a Vigo. "Se despreció esa representatividad", ha afeado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.