Pinturas murales del Monasterio de Sijena en el MNAC
Pinturas murales del Monasterio de Sijena en el MNAC EUROPA PRESS

El alcalde de Lleida, Àngel Ros (PSC), se ha alineado este martes con el conseller de Cultura de la Generalitat, Santi Vila, en el abordaje de las obras de arte sacro originarias del Monasterio de Sijena que fueron vendidas por la orden sanjuanista a la Generalitat en un acto de compra-venta que una juez oscense ha considerado nulo: "Trasladar las obras rompería el ordenamiento jurídico catalán".

Lo ha dicho en declaraciones a Europa Press después de que Vila considerara el lunes que retirar estas obras que se encuentran en buena parte en el Museo de Lleida para llevarlas a Sijena violentaría la ley de museos y la de patrimonio catalán, cuyos ejes se basan en preservar la unidad de las colecciones.

Ros también ha coincidido con Vila en considerar que no se puede pedir al Govern que cumpla ya con la sentencia del juez oscense cuando todavía queda recorrido judicial: "No se puede pedir una ejecución provisional de una sentencia que está recurrida y que, si es necesario, llevaremos al Tribunal Supremo".

Considera que Lleida tiene derechos legales adquiridos sobre las obras pero también derechos morales derivados de la conservación, teniendo en cuenta que, "si no fuera por los obispos ilustrados de la provincia, ahora no se estaría discutiendo sobre si -las obras- pertenecen a Aragón o Catalunya porque estarían en Nueva York o cualquier otro museo".

"El consorcio del Museo de Lleida, el conseller Vila y yo mismo defendemos jurídicamente el derecho de Lleida y de Catalunya sobre estas obras", cuyo litigio se resolverá sólo a través de la vía de la cooperación entre instituciones.

Ros cree que Vila ya ha dado muestras de esta cooperación entregando a finales de julio a Aragón un total de 53 obras del Monasterio de Sijena depositadas en el Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC), pero admite que aún queda "mucho tiempo" para alumbrar una solución.

EL VATICANO

También ha lamentado que "desde el Vaticano se ha escuchado más la visión dada desde Huesca que la visión dada desde Lleida y Catalunya", pero ha confiado en que esto se revierta porque existe numerosa documentación que avala los derechos catalanes.

Ros ha recordado que la socialista Caterina Mieras dibujó una solución al conflicto durante su etapa al frente de la Conselleria de Cultura entre 2003 y 2006, pero "por CiU no pudo desarrollarse esta salida", que se basaba en respetar la propiedad pero compartir el gozo del arte.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.