Twitter
Aplicación para teléfono móvil de Twitter. ARCHIVO

Twitter anunció este la suspensión de otras 235.000 cuentas por promover el terrorismo en los últimos seis meses y condenó nuevamente el uso que se hace de esa red social en ese sentido.

"El mundo es testigo de una nueva oleada de ataques terroristas mortíferos y abominables. Condenamos enérgicamente estos actos y seguimos comprometidos en eliminar la promoción de la violencia y el terrorismo en nuestra plataforma", dice Twitter en un comunicado.

La empresa estadounidense explica también que ha ampliado el tamaño de los equipos que buscan cuentas que defienden el terrorismo y la violencia, lo que ha permitido que se reduzca el tiempo de actuación a la hora de tratar esos problemas.

"En el futuro vamos a seguir invirtiendo tanto en tecnología como en otros recursos para afrontar este problema y actualizaremos los progresos que logramos habitualmente", añade la red social en su nota.

Desde que Twitter empezó hace un año a responder a las críticas por el uso que se hace de su plataforma para hacer apología del terrorismo y la violencia ha suspendido un total de 360.000 cuentas, según explica el periódico The New York Times.

En todo caso y ante las críticas, la compañía dice que no existe un "algoritmo mágico" que permita identificar contenidos terroristas, pero añade que sigue el trabajo de sus expertos para luchar contra los extremistas.